‘12 minutos sobre ventajas al terrorismo’: intervención del expresidente y senador, Álvaro Uribe Vélez

Fecha

Bogotá, 19 de abril de 2017

Autor

Por: Álvaro Uribe

Bogotá, 19 de abril de 2017(CD)Intervención del expresidente y senador de la República, Álvaro Uribe Vélez, durante la sesión plenaria de este miércoles, en la que hizo un recuento -durante 12 minutos- de las ventajas que se están entregando al terrorismo vía el procedimiento del fast track:

 

“Muchas gracias señor Presidente, honorables senadores.

 

Esta tarde no estamos aquí aprobando un proyecto de acto legislativo para favorecer la ampliación democrática; no estamos aprobando un proyecto de acto legislativo para apoyar partidos minoritarios; tampoco para apoyar personas que no han tenido voz y que quieren participar en la política.

 

Aquí estamos apoyando una ventaja para los que han hecho del fusil y del carro bomba, su voz; aquí estamos apoyando una ventaja para aquellos que pasaron muchos años cometiendo delitos de lesa humanidad y sin ir un día a la cárcel, simplemente con un engaño de sanciones que no tienen ninguna connotación penitenciaria, que además de ser inadecuadas, serán inaplicables, porque esas restricciones coincidirán con el ejercicio político producto de la elección.

 

Todas estas ventajas son unas ventajas que le hacen profundo daño a la democracia. Muchos colombianos pueden decir hoy: ‘mire las ventajas a los que hablaron con los fusiles y los carros bomba, cuando no las hay para muchos que en silencio y respetando la Constitución y las leyes, han tenido que vivir muchos años en Colombia sin poderse pronunciar’.

 

Por eso tenemos que decir que lo que hoy se aprueba no es en favor de la democracia, sino en favor del terrorismo que es la negación de la democracia.

 

¿Qué les van a dar ventajas económicas hasta el año 2026? Habrán pensado que es lo suficiente para que entre la fecha y el 2026, con toda la herencia del actual gobierno, puedan instaurar en Colombia la dictadura castro-chavista.

 

Después les dejan un porcentaje importante para su centro de pensamiento. Pasaron todos estos años delinquiendo. Como todo terrorista, siempre tuvieron un mascarón ideológico. ¿Qué grupo terrorista del mundo no se escuda en una propuesta ideológica? Todos tienen esa excusa. Empezaron en el marxismo-leninismo, terminaron en el narco-chavismo, en el revisionismo castrista y siempre apoyaron, siempre ese mascarón ideológico lo financiaron con la extorsión, el secuestro y lo financiaron con el narcotráfico.

 

El grupo más financiado de Colombia y sin embargo ahora el Estado tiene que entrar a darle unas ventajas de financiación, hasta el año 2026 y de ahí en adelante a su centro ideológico.

 

Pero aquí no se ha hablado de todas estas ventajas. Viene otra: las dieciséis circunscripciones. Y entonces, ¿quién les va a competir allí? Ya lo vimos nosotros, no solamente restringieron algunos de los que hablaron aquí esta tarde, sino a muchos. Cuando se habla de la corrupción del proceso electoral de 2014 y del 2015, no se ha agregado algo, lo que hicieron los grupos armados para apoyar la reelección del actual Presidente, a la brava en muchas partes de Colombia, y para exigirle a los ciudadanos que no podían votar por otra opción.

 

Y ahora les van a legalizar eso. ¿Quién les va a competir en el Catatumbo? ¿Quién les va a competir en muchas de esas circunscripciones? Y allí ellos tendrán la ventaja de su partido, de su lista y, además, de los candidatos que presenten en las condiciones excepcionales y excluyentes de esas circunscripciones.

 

Y algunos de estos partidos podrá ir allí a competir por las curules normales. ¿Y cómo competirá por las curules excepcionales? Qué riesgo, qué dificultad desde lo formal y desde lo real.

 

Y al escuchar a las personas que en buenahora expresaron esta tarde voces críticas, esa ventaja que viene en camino, que está en los acuerdos y que seguramente aquí llegara en los próximos días por Fast Track, se omitió.

 

Y sigue la combinación de las formas de lucha. Perdón, es que ellos controlaron 180.000 hectáreas de droga, que siguen controladas, puede que un señor A, un señor B, un señor C, se hayan  retirado de eso, pero la organización sigue en el control de 188.000 hectáreas de droga.

 

Y además, el tema de los milicianos. Es que aquí no solamente se le dio impunidad a los responsables de delitos atroces sino a todos los colaboradores. Y han anunciado que habrá un listado de milicianos, que hasta ahora no se conoce, los mantienen en la invisibilidad.

 

El mayor apoyo a la impunidad es mantener en el anonimato al criminal. Feliz el criminal que se puede mantener en el anonimato, el día que lo hacen visible, ese día empieza a perder el privilegio de la impunidad.

 

Y ya hay testimonios serios, no mentiras. Testimonios serios de colombianos que no se atreven a acudir a las autoridades por la intimidación de que estos señores de las Farc están entregando parte de sus armas al buen recaudo de los milicianos.

 

Aquí dijeron las fuerzas de inteligencia del Estado que había mucho más armas. El Presidente de la República afirmó que las Farc ya iban a entregar 14.000 y ahora hablan de que solamente tienen 7.000, que es lo que va a entregar.

 

Entonces ¿en qué estamos? ¿Dónde quedan las otras? Pero es que además eso se ratifica en los testimonios de que de muchas zonas donde están las Farc a centros donde operan los milicianos, han enviado las armas para que las guarden los milicianos.

 

Y viene el tema de Venezuela. En ese río Orinoco, las poblaciones colombianas han conocido durante muchos años el tránsito de droga hacia el imperio de Chávez, hacia Puerto Ayacucho, hacia otros sitios. Puede que sorprenda lo que dijo ayer el Gobernador del estado de Amazonas, pero no es la primera vez que se habla del tema, el tema ha sido ampliamente conocido por la inteligencia colombiana, por la inteligencia internacional; el tema ha sido ampliamente conocido por Naciones Unidas, así hoy lo quiera ocultar.

 

Desde la época del difunto presidente Chávez, los radares internacionales mostraban que los vuelos ilegales con la droga que Colombia combatía salían de esos sitios de la Orinoquía venezolana rumbo a los mercados de exportación, que eran cargados y protegidos por la gente armada de las Farc, mucha de la cual hoy sigue en Venezuela como el Eln.

 

Es que depronto el presidente Santos no ha entendido que Maduro utiliza a esos grupos de las Farc y al Eln como el factor de chantaje sobre el gobierno de Colombia.

 

Pero no solamente están en el estado de Amazonas, hay que escuchar a las gentes del Táchira, a las gentes del Zulia, a las gentes de otros estados quejarse por la extorsión que reciben permanentemente por esa mezcla entre Farc, Eln y los colectivos criminales que han armado en Venezuela.

 

Allí están y ellos tienen un concepto integral no de su revolución sino de su involución histórica y para ellos es lo mismo, para ellos no hay una división territorial entre Colombia y Venezuela sino un objetivo común de su dictadura. Por eso necesitan tener aquí una apariencia de paz y mantener allá una guerrilla criminal armada.

 

Y se está haciendo aquí lo mismo que hizo Chávez, perdió el referendo de 2003 y con las leyes habilitantes incorporó todo lo que el pueblo había negado, aquí con el Fast Track pretenden incorporar todo aquello que el pueblo negó en el plebiscito que quedó al tamaño del Gobierno.

 

En fin, señor Presidente, ojalá las voces críticas que en buena hora se han escuchado en este Senado rectificaran el camino.

 

Y en cuanto a aquello de los discursos de sometimiento tengo que decir lo siguiente: la diferencia entre sometimiento y la paz no es la impunidad total. Es que aquí estamos no en el tránsito de una dictadura a una democracia, acá hay una democracia generosa que está permitiendo la reincorporación al terrorismo. Una cosa es que a ese terrorismo se le permita una reincorporación con facilidades, con alivios, otra cosa es que esa reincorporación se haga al costo de afectar seriamente al Estado de derecho, sus instituciones y dé una impunidad total. Aquí nadie está hablando de sometimiento, aquí estamos diciendo de sometimiento del Estado al terrorismo que es lo más grave.

 

Y en cuanto a aquello de las cumbres, no se preocupen que las seguiremos haciendo en todas las esquinas de Colombia, todos los días, porque eso sí jugados estamos para que este país no se le entregue al terrorismo.

 

Gracias señor Presidente”.

 

(Fin)