Columna/ Entre Santos y ladrones

Fecha

Bogotá, 2 de octubre de 2017

Autor

Por: Milton Restrepo

Por:

Milton Restrepo

Diputado

 

Hace un año más de 6 millones cuatrocientos 24 mil 385 colombianos salieron a las urnas a definir la suerte de nuestro país, a negarse a entregar a Colombia al narco terrorismo de las Farc y rechazar la falsa paz que solo busca imponer un modelo de Estado de miseria, pobreza, narcotráfico y sin principios. Sin antecedente alguno en el mundo, un Presidente se había robado la decisión mayoritaria legítima del pueblo, así como Santos lo hizo en Colombia.

 

Los hechos violentos que han ocurrido, después de firmar la supuesta paz, nos han dado la razón y nos deja claro que quienes defendieron la posición del SI, erraron y que nuestras razones fundamentadas para defender el NO lograron dejar visible a la sociedad que el cartel de narcotráfico más grande del mundo y el Presidente ilegítimo elegido con el dinero producto de la corrupción de Odebrecht, Juan Manuel Santos, decidieron que el futuro de nuestro país será marcado por la violencia y la mentira.

 

¿Será que alguien puede negar hoy, que lo que advertimos era verdad?

 

1- Una Justicia especial para liberar asesinos de las Farc y condenar a policías y militares inocentes, al igual que perseguir sectores políticos anti narcos.

 

2- Que las familias de 250 mil fallecidos, asesinados cobardemente a manos de los bandidos de las Farc, no tendrán reparación y deberán vivir con la filosofía de perdonar a los victimarios de sus seres queridos.

 

3- Nunca se había premiado a Narcotraficantes, pero ahora serán Senadores y Representes a la Cámara y se eliminará la extradición como en la época de Pablo Escobar (de eso sí que sabe Cesar Gaviria).

 

4- El dinero de todos los colombianos, gracias a las Reforma Tributaria se les entregó a los miembros de las Farc, 236 mil millones de pesos para hacer política.

 

5- Las Farc no devolvieron los más de 6 millones de pesos producto del narcotráfico y secuestro y a cambio de eso entregaron ollas y escobas.

 

6- Las víctimas de las Farc se quedaron llorando sus muertos y burlados por su victimarios.

 

7- Todo lo que pactaron secretamente las Farc y Santos fue incluido en la Constitución Política de nuestro país.

 

8- Entregaron más de 26 emisoras para los bandidos de las Farc, ahora tienen la posibilidad de incursionar en el quinto poder del mundo, el periodismo.

 

9- Se crearon 23 nuevas ciudadanas en Colombia camufladas como Zonas veredales transitorias; en el caso del Tolima, ahora los habitantes de Planadas e Incononzo, deben vivir con miedo a que debido a la presencia de estos bandidos, crezca la inseguridad, situación que ya se denunció y que el Gobierno Nacional intenta esconder.

 

10- Tenemos hoy en el país dos Farc, una haciendo política con el dinero de nosotros y otra en el monte asesinando inocentes y produciendo cocaína y marihuana.

 

Lo más grave cuatro mil 200 secuestrados y 7 mil niños y niñas reclutados ilegalmente nunca regresaron a sus casas y nadie dijo nada ni el ICBF, ni UNICEF ni los famosos defensores de derechos de los niños.

 

Por último, condenamos el cobarde y sanguinario asesinato de nuestros policías de la Patria, este lamentable hecho demuestra que la tal PAZ, no existe. Nuestras condolencias para todas las familias afectadas en especial para la de los tolimenses, el Teniente Madrigales, natural de Rovira y el patrullero Narváez, oriundo de Venadillo, quienes fallecieron a manos de los terroristas del ELN y las Farc.

 

¡Que Dios nos proteja de esta falsa Paz!

 

(FIN)