Constancia del expresidente Uribe ante señalamientos del senador Carlos F. Galán

Fecha

Bogotá, 21 de marzo de 2017

Autor

Por: Álvaro Uribe Vélez

Bogotá, 21 de marzo de 2017. A continuación, texto de la constancia enviada por el expresidente Álvaro Uribe Vélez a la plenaria del Senado sobre señalamientos del senador Carlos Fernando Galán en su ausencia.

 

La constancia fue leída por el senador Ernesto Macias Tovar en la plenaria del senado de este martes 21 de marzo, debido a la incapacidad médica que aún cumple el senador y expresidente Uribe.

 

"Constancia

 

Ref: Intervención del senador Carlos Fernando Galán

 

Señor Presidente y Honorables Senadores:

 

En relación con el señalamiento del senador Carlos Fernando Galán, sin mencionarme y en mi ausencia por motivos de salud, me permito expresar lo siguiente:

 

Estos temas han sido públicos y recurrentes, a los cuales siempre he dado la cara, como es mi costumbre. Me acusa el Senador de involucrarme en el narcotráfico por el ex representante William Vélez y las relaciones de los míos y de mi persona, remontadas a varias generaciones anteriores, con una familia, afectada por algunos de sus miembros, responsables de graves delitos de narcotráfico. Mis antepasados compartieron con los de aquella familia la misma región y oficios honorables del campo. Yo no tuve que adquirir afición a los caballos criollos, ni me acerqué a ellos por ostentación mafiosa, los quiero porque he estado a su lado toda la vida, acudí al kinder de a caballo. Mis negocios y actividades han sido de total conocimiento ciudadano.

 

William Vélez Mesa, con quien ningún parentesco me vincula, participó en su juventud en un movimiento político en Envigado en el cual se involucró Pablo Escobar, a quien durante bastante tiempo le permitieron ejercer actividad política. William Vélez superó ese error, entró al Directorio Liberal de Antioquia y posteriormente me acompañó en el Sector Democrático del Liberalismo en el departamento. El mismo sector, que con la presencia del senador Iván Marulanda, representante del doctor Luis Carlos Galán, adelantaba la campaña por la consulta popular, con un grupo que agitaba las banderas del inmolado líder, de acuerdo al compromiso que con él hice y honré, al que he referido en varias ocasiones.

 

Tuve una buena amistad con el doctor Luis Carlos Galán en el Senado de la República. Me dijo que de hacerse la unión liberal nuestro directorio en Medellín sería el primero del oficialismo que él visitaría. Así ocurrió, y al día siguiente de un gran acto popular me propuso que le dirigiera la consulta en Antioquia. Le contesté que yo había adquirido otro compromiso, me preguntó que cuántos votos sacaría con la otra opción o con la suya, "con usted 140 mil, me vuelvo la mayoría liberal del departamento, con la otra opción 70 mil, apenas empiezan a conocerla", le dije. Me expresó que con ese vaticinio electoral debería acompañarlo, le repliqué que primero estaba la palabra empeñada, pero que la consulta debía recuperar el libre examen y que yo estimularía que aquellos que quisieran acompañarlo lo hicieran en nuestro directorio. Aceptó, nos dimos la mano. Al otro día en el Senado se me acercó el senador Iván Marulanda a informarme que por ese pacto con el doctor Galán él entraba a nuestro directorio. En esa bella agitación de libre examen nos sorprendió aquel fatídico 18 de agosto. El entonces nuevo candidato, ex Presidente de la República César Gaviria, me llamó a decirme, con total equivocación, que nuestro directorio arrollaría al doctor Iván Marulanda. Este presentó lista aparte, no salió, nuestra lista superó el vaticinio y obtuvo 91 mil votos. Yo, que no acompañé al doctor César Gaviria, terminé, despues de su triunfo en la consulta, asumiendo la responsabilidad de su campaña en Antioquia, en compañía de Silvio Mejía Duque, gran amigo del doctor Luis Carlos Galán.

 

Los antioqueños todavía recuerdan las restricciones en el aeropuerto Olaya Herrera, que impuse contra el narcotráfico, los esfuerzos en la Gobernación contra los cultivos de droga y mi opinión para que se restableciera la extradición, eliminada en la Constitución de 1991. Creo innecesario recordar las extradiciones, sin reservas ni discriminaciones, el combate integral al narco terrorismo, las normas de extinción de dominio, los programas de sustitución de cultivos y la disminución de las narco plantaciones durante mi ejercicio presidencial.

 

Las financiaciones de mis campañas han sido transparentes y registradas en su totalidad. He tenido honores de la democracia pero no privilegios del Estado. He necesitado poco dinero para la política porque en medio de mis defectos y limitaciones la he adelantado con sincero afecto por las comunidades.

 

Uno de los graves problemas colombianos es la transparencia selectiva, eso de considerar buenos a unos delincuentes y malos a otros, cuando la gravedad de sus crímenes es idéntica.

 

En lugar de estos renglones, habría preferido expresar unas palabras en la plenaria. Mis hermanos menores enfrentaron sin patrocinios oficiales, con tesón, los rigores que se dieron cuando otros delincuentes, en este caso de Farc, en total ausencia del Estado, pasesinaron a mi padre, cuyo carácter y valor civil por lo menos yo no he traicionado.

 

Atentamente,

 

Álvaro Uribe Vélez

 

Rionegro, Antioquia, Marzo, 13 de 2017".

 

 

Nota: Es importante recordar las declaraciones de Juan Pablo Escobar, hijo de Pablo Escobar, quien reveló en Noticias Caracol que se enteró que su padre hizo tres atentados contra la vida de Álvaro Uribe. Así mismo dijo que Escobar ofreció 500 millones de pesos por la cabeza de Uribe, "porque lo consideraba un estorbo cuando fue parte de la Aeronáutica Civil y todos los controles se incrementaron y entorpecían todas las labores de narcotráfico y contrabando” en las que su papá estaba involucrado.

 

(Fin)