Constancia/ La sangre de nuestros soldados y policías no puede usarse para justificar el proceso de La Habana: Paola Holguín

Bogotá, 15 de abril de 2015 (CD). "Señor Presidente, gracias por entender que la vida de cada uno de nuestros soldados y policías es más importante que cualquier proyecto, para qué proyectos sin Patria.

Manifestamos nuestro apoyo y solidaridad a las Fuerzas Militares y de Policía, con los familiares y amigos de los 11 soldados asesinados ayer y los 19 heridos.

Senadores, nosotros representamos al pueblo que las Fuerzas Militares y de Policía defienden con su vida, y es nuestra obligación representar el dolor, la indignación y el rechazo que manifiesta cada uno de los colombianos. Solo nuestro pueblo conoce su bien y es dueño de su suerte; no un poderoso, ni un partido, ni una facción.

Hoy tenemos que condenar a la organización nacoterrorista de las Farc, porque durante el proceso de paz han cometido 931 actos terroristas, ha herido a 329 civiles y asesinado a 123, ha herido a 1.558 soldados y policías, ha asesinado 694, además ha cometido 73 secuestros.

La sangre de nuestros soldados y policías no puede usarse para justificar el actual proceso de La Habana y el cese bilateral.

El Gobierno de Juan Manuel Santos no puede continuar equiparando a nuestra Fuerza Pública con una organización narcoterrorista, porque mientras unos representan la fuerza legítima del Estado, los otros son una organización narcotraficante que durante décadas ha asesinado, secuestrado y extorsionado al pueblo colombiano.

Señor Juan Manuel Santos, no engañe más al país, este hecho no implica que anoche se rompió el supuesto cese unilateral, diga la verdad, el cese nunca se ha cumplido.

El Centro Democrático ha exigido una y otra vez un cese unilateral verificable de toda actividad criminal por parte de las Farc, ese tiene que ser un mínimo punto de partida para que el punto de llegada sea la desmovilización y el desarme.

Aprendamos del Libertador Simón Bolívar, que nuestros sentimientos nobles y liberales, no pueden hacernos menos severos con quienes pretenden destruirnos".

(Fin)