Constancia/ Negligencia del Estado a la hora de actuar en defensa de nuestros menores

Bogotá, 4 de mayo de 2015 (CD). Texto de la constancia radicada por la Senadora Nohora Tovar Rey.

“El pasado 21 de abril tuve la posibilidad de visitar la URI para menores de la Fiscalía General de la Nación en la ciudad de Bogotá, y me encontré con un doloroso reflejo de lo que hoy sufre nuestro país en cuanto nuestros menores de edad y el asocio con las sustancias psicoactivas.

Solo en la noche anterior a mi visita, habían sido ingresados a la URI, 32 adolescentes capturados en flagrancia, según informe de la Fiscalía, al año ascienden a 12 mil 800 jóvenes, todos con asocio al porte, venta o consumo de drogas ilícitas. A nuestros jóvenes los está consumiendo este doloroso flagelo ante la mirada permisiva y pasiva de quienes tienen responsabilidades de protegerlos. Incluyo a este Congreso de la República del cual hago parte.

La mentalidad y actuar de los adolescentes, ya conoce la laxitud de la normativa penal que lo regula, el asocio del consumo de drogas con el concepto ambiguo de la libre personalidad, ha derivado, en la imposibilidad del estado de asumir un control efectivo ante la barrera del control legal y la negligencia del estado a la hora de actuar en defensa de los menores.

Reitero, no consideramos al consumidor un delincuente, estamos de acuerdo en que debe recibir tratamiento de rehabilitación en su adicción y encontrar la manera de hacer realmente efectiva la ley 1566 de 2012, en donde se fijó los lineamientos para garantizar la atención integral a personas que consumen sustancias ilícitas. Hoy la aplicación normativa marcha a media máquina.

Seguimos sobre diagnosticados, el último estudio nacional de drogas fue amplio en conceptos sobre estratos, edades, sustancias de consumo, pero no existe una política integral- Que entre otras valore la importancia de contrarrestar el microtráfco- y que enfrente la dimensión real del problema.

Por último, para quienes abogan por la legalización de la marihuana bajo el pretexto de ¿por qué licor si y marihuana no? deben prepararse para cuando sus hijos y nietos les digan ¿por qué marihuana si y cocaína y heroína no?”.

(FIN)