Constancia/ Panfletos en la Orinoquia advierten aparición de nuevos grupos al margen de ley

Bogotá, 12 de mayo de 2015 (CD). La siguiente es la constancia leída por la Senadora Nohora Tovar Rey, durante la Plenaria de Senado del día martes 12 de mayo de 2015: "Quiero hacer un contundente llamado de atención al Gobierno de Colombia, a todas las instituciones, e inclusive a este Senado de la República. Duele tener que hablar nuevamente de lo que en un momento histórico del país creímos superado, y es la denuncia sobre la aparición de nuevos grupos irregulares en las regiones de Colombia. Hemos dicho que las políticas del Gobierno frente a grupos terroristas viene fracasando estruendosamente, que las medidas que se anuncian al país de forma irreflexiva o improvisada pueden generar a futuro nuevas violencias que ya debimos superar. En los llanos orientales se ha denunciado la aparición de nuevos grupos que se presentan como ‘Criollos de la Orinoquia’ que, según ellos, por ideales justos han decidido tomar las armas; esto es, justificando en un discurso social el ejercer la violencia. ¡Ante esta denuncia, solo se encuentra la indiferencia del Gobierno! -Recuerden que el olvido del Estado permitió que el país se llenara de guerrillas y paramilitares- De forma intimidante a nuestros ciudadanos han llegado los panfletos que advierten nuevas presencias delincuentes, más estrictamente unas llamadas FIAC (Fuerzas Irregulares Armadas de Colombia). Así mismo, en algunos lugares de la Orinoquia, las comunidades denuncian resurgimientos paramilitares, control territorial de Bacrim acompañados de extorsión, retroceso de presencia institucional en territorios que a la larga van a derivar en expansión de delincuencia, todo esto, cuando el país se había recuperado durante la vigencia de la política de seguridad que se desmontó. No debió ser una bandera, sino una política de Estado. Lo anteriormente mencionado tiene unos validadores, el país acaba de conocer el aumento en cultivos ilícitos que alcanzó un 39% en el territorio nacional, por ejemplo en mi región, arrasan la Serranía de la Macarena con ese fin ilícito que no se puede olvidar es financiador de terrorismo, pero para decepción del país, el Gobierno anuncia la eliminación del uso de glifosato para combatir el delito. Erradicar manualmente en las condiciones que hoy tiene el país, tardaría más de 20 años. Irracional. Pido al país, a mis compañeros Congresistas, que de las experiencias se debe aprender y como lo decía al inicio de mi intervención, el peor error que se puede cometer con el terrorismo es menospreciarlo, ignorarlo o confundirlo con discurso, muy pronto estaremos lamentando otra vez, la indiferencia centralista".   (Fin)     IMG-20150512-WA0031