Constancia/ A partir de hoy deberían ser bombardeados todos los campamentos de las Farc: Senador Rangel

Bogotá, 15 abril 2015 (CD).“Supremamente paradójico y lamentable constatar como en el día de hoy ha coincidido de la manera como se han referido a los hechos del Cauca, en los mismos términos el Presidente Santos, el ministro de Defensa y ‘Pastor Alape’, cabecilla de las Farc en La Habana. Los tres se han referido a estos hechos ‘lamentando la muerte de los soldados’ como si hubiera sido un accidente de tránsito. ¡No! Esto es una masacre que hay que repudiar, esto es un asesinato que hay que rechazar con todas la letras. Pero estas palabras del Presidente Santos y del ministro de la Defensa no son gratuitas, son calculadas. Para ellos estos asesinatos son lícitos, son legales, están dentro las normas de un supuesto conflicto armado como lo señala también ‘Pastor Alape’ y él dice que de esta masacre es responsable el Gobierno Nacional y Ejército, que porque las Fuerzas Militares hacen ofensivas contra las Farc, entonces es responsable de la masacre de los soldados del Ejército Nacional, son las mismas Fuerzas Militares. ‘Pastor Alape’ está justificando este asesinato, eso no debería hacerlo ni el Gobierno Nacional ni el ministro de la Defensa ni el Presidente Juan Manuel Santos. El cese unilateral del fuego de las Farc es una completa farsa y aquí lo hemos denunciado. Las Farc han seguido violentando a la población, extorsionando a la población; están amenazando a los candidatos del Centro Democrático a las elecciones de octubre; las Farc se están rearmando tal y como lo constata día a día el Ejército Nacional; las Farc están incrementando los cultivos de coca como lo confirma el Departamento de Estado en el Catatumbo, en Cauca, en Nariño, en Putumayo, en Caquetá; las Farc siguen reclutando de manera forzosa colombianos a lo largo y ancho del país. No es verdad que por el hecho de que se hayan disminuido los atentados contra el oleoducto, las Farc estén cumpliendo a cabalidad ese cese al fuego bilateral, lo demuestra de manera absolutamente trágica y repudiable la masacre del día de ayer a media noche, esa es la prueba de que las Farc no cumplen sus compromisos. Si no están cumpliendo este cese al fuego unilateral que fue un compromiso unilateral de las Farc, mucho menos se podría esperar que cumplan con el compromiso de un cese al fuego bilateral. En esa trampa no debe caer ni el Gobierno ni el pueblo colombiano. Ya durante el gobierno de Belisario Betancur se ensayó un cese al fuego bilateral y fue un rotundo y completo desastre. Esos ceses bilaterales del fuego paralizan el Ejército Nacional que si hay formas de controlarlo y de verificar que hay un orden en las operaciones, pero la guerrilla es incontrolable y no vamos a confiar que vaya a paralizar sus acciones. Lo que hizo durante Belisario Betancur fue expandirse, fortalecerse, duplicar sus frentes, reclutar más gente, rearmarse, meterse en el narcotráfico, etc, tal y como lo está haciendo en el actual momento. Reiteramos nuestra exigencia al Gobierno Nacional: es imperativo para que haya un cese unilateral definitivo, irreversible, verificable de las acciones violentas y terroristas de las Farc que este grupo terrorista debe concentrarse en un sitio del país, en un sitio de la geografía nacional bajo supervisión internacional. Hemos propuesto que sean las Naciones Unidas, la OEA, el Comité Internacional de la Cruz Roja, quienes verifiquen esa suspensión definitiva de acciones violentas y terroristas contra el Estado y contra el pueblo colombiano. Exigimos desde muy de madrugada de hoy en que el Gobierno debería reiniciar los bombardeos a los campamentos de las Farc, en buena hora ha anunciado que lo va hacer, esperamos los resultados. A partir del día de hoy deberían ser bombardeados todos los campamentos de las Farc que estén en la mira de las Fuerzas Militares. Vamos hacer seguimiento a ver si Santos cumple o no con esta advertencia, de la que dudamos mucho. También señalábamos que el Presidente Juan Manuel Santos debería por lo menos, por lo menos suspender temporalmente las conversaciones de paz mientras se evalúa la situación y mientras se ajusta su estrategia de confrontación con este grupo guerrillero. Si se suspendieron los diálogos de paz por el secuestro de un general como es posible que no se vayan a suspender esos diálogos, por lo menos provisionalmente, después de este asesinato aleve, planificado, absolutamente deliberado sobre estos héroes de la Patria. Reiteramos, el Centro Democrático apoya los diálogos de paz con condiciones no a cualquier precio, exigimos la concentración de la guerrilla de las Farc, exigimos que haya paz sin impunidad, con entrega de armas, sin control territorial y sin ilegibilidad para los terroristas condenados por crímenes de guerra y de lesa humanidad”. (Fin)