Constancia/ Preocupantes cifras de embarazo en adolescentes: Senador Honorio Henriquez

Bogotá, 21 de abril de 2015 (CD). Constancia radicada este martes por el senador Honorio Henríquez en la Comisión Séptima:

“Alarmante y preocupante es la cifra de adolescentes que de manera prematura inician su vida sexual y reproductiva en nuestro país no habiendo bien cumplido el paso por esta crucial etapa de la vida y sin tener conciencia de los riesgos e implicaciones a las que han de hacer frente.

Un estudio reciente de la ONU prendió las alarmas: Colombia es el tercer país de la región (después de Venezuela y Ecuador) con el mayor índice de adolescentes gestantes. “El embarazo en la adolescencia es una circunstancia que quita la oportunidad de desarrollo, de crecimiento, de completar la educación, de tener mejores oportunidades para el trabajo y mejores condiciones de vida, tanto de la madre como de sus hijos” aseguró Mariluz Mejía Gómez, asesora en Salud Sexual y Reproductiva del Fondo de Población de la ONU.

Si bien, la reducción del embarazo adolescente está dentro de los objetivos del milenio trazados por el PNUD, cuya meta es llevarlo a menos del 15%; no se han logrado avances significativos para lograrlo. Hoy, el 20% de los embarazos en el país se da en adolescentes registrándose 150.000 embarazos en niñas entre los 10 y 19 años en el último año.

El Departamento Nacional de Planeación, DNP, realizó un estudio reciente del que hicieron parte 192 municipios del que se obtuvieron hallazgos revelados por el director de la entidad, Simón Gaviria:

· El 5% de los hombres y el 16% de las mujeres entre los 14 y 19 años ya han tenido su primer hijo y 4% está en esta de gestación.

· 12% de los hombres y un 6% de las mujeres tienen su primera relación antes de los 14 años.

· Los departamentos de mayor incidencia son; Santander, Norte de Santander, Antioquia y la ciudad e Bogotá.

· El fenómeno se evidencia en Deserción Escolar especialmente de las mujeres puesto que pasan de la oportunidad a la educación en las aulas al deber de cuidar a sus hijos, observándose esto en el tercio de las jóvenes.

Durante la adolescencia, el organismo no ha logrado desarrollarse totalmente por lo que se aumentan los riesgos durante la gestación y parto del bebé aumentando las tasas de morbimortalidad; exponiéndose a: Mayor probabilidad de presentar ruptura uterina y con ello la muerte, Secuelas obstétricas por trabajo de parto prolongado y traumático, anemia, placenta previa, parto prematuro, depresión y otros desórdenes psicológicos, hijos con mayor riesgo de problemas en desarrollo y crecimiento.

¿Qué está pasando? Sin duda alguna, la suma de varios factores como la pérdida de valores, los fracasos en los programas de salud pública que adelanta el gobierno, fallas en las estrategias educativas y la descomposición familiar han aportado para que se de estos preocupantes resultados que nos están marginando más a la pobreza y el atraso en nuestra sociedad. Vergonzoso que en un país en el que el gobierno proclama adelantar políticas para constituir una nación en aras del desarrollo, cifras como las reveladas nos exponen ante otras naciones como una Colombia que le da la espalda a las nuevas generaciones, las mismas que mañana se encontraran con una realidad más triste que la actual.

Señores, mejorar la educación no es inducirlos ni patrocinar la sexualidad desde el área de Salud Sexual y Reproductiva, es enseñarles a respetarse a si mismos y su intimidad, para lograr esto hay que aumentar el nivel educativo y cultural. Aumentar los programas de Promoción y Prevención como el de Salud Sexual y Planificación Familiar es otra de las metas que deben ser trazadas y exigidas a los diferentes actores de la salud e indiscutiblemente, en vez de gastar en publicidad para mostrar la cara irreal, emprender una campaña de sensibilización masiva a través de los medios de comunicación por el rescate de la familia y la sociedad y la creación de conciencia”. (Fin)