Constancia/ Rechazo la Resolución de aplicabilidad de la Eutanasia en Colombia: Senador Castañeda

- La Resolución a morir dignamente, es una clara muestra de que la Corte Constitucional viola la cláusula de competencia de Legislar asignada al Congreso.

 Bogotá, 21 de abril de 2015 (CD). El senador Orlando Castañeda Serrano dejó este martes constancia de rechazo a la Resolución que está por expedir el Ministerio de Salud y Protección Social, reglamentando el procedimiento de la Eutanasia en Colombia, en cumplimiento a la orden cuarta de la sentencia T-970 de 2014 de la Corte Constitucional.

Señaló que “la orden dada por la Corte, viola nuevamente la cláusula general de competencia para legislar, asignada al Congreso de la República por parte de la Constitución, lo cual de entrada ya presenta un desequilibrio institucional que atenta hasta con las teorías más clásicas de la división de poderes”.

Para el congresista “la Corte Constitucional no solo excede sus funciones, sino que de forma arbitraria entra a regular, definiendo los términos y plazos en los cuales técnicamente debe desarrollarse éste protocolo, y la práctica que ampara, usurpando también, la potestad reglamentaria que para regular el tema, tiene el Gobierno Nacional”. “En la actualidad, en Colombia no existe una ley expedida por este Congreso que legalice dicho procedimiento y es competencia de esta Corporación como único constituyente secundario y receptor de la voluntad del pueblo, tramitar una iniciativa en tal sentido, y luego de esto, el Ministerio de Salud pueda entrar a regular la temática”, enfatizó el senador Castañeda. “Por lo anterior, como Centro Democrático manifestamos nuestro absoluto rechazo a cualquier desborde del orden constitucional que afecte la legitimidad de las instituciones. No puede dejarse de lado la legalidad del poder democrático y la división de poderes, con medidas extractivas que deslegitiman nuestro propio orden moral y jurídico. Hoy, hacemos en ésta Plenaria un llamado de atención por la protección del orden constitucional y la dignificación de los intereses que como sociedad hemos forjado.”, concluyó. Texto de la constancia presentada “El día de hoy quiero levantar mi voz en rechazo a la Resolución que está por expedir el Ministerio de Salud y Protección Social, reglamentando el procedimiento de la Eutanasia en Colombia, en cumplimiento a la orden cuarta de la sentencia T-970 de 2014 de la Corte Constitucional. La orden dada por la Corte, VIOLA NUEVAMENTE LA CLÁUSULA GENERAL DE COMPETENCIA PARA LEGISLAR, ASIGNADA AL CONGRESO DE LA REPÚBLICA POR PARTE DE LA CONSTITUCIÓN, lo cual de entrada ya presenta un desequilibrio institucional que atenta hasta con las teorías más clásicas de la división de poderes. En el pronunciamiento, la Corte Constitucional no solo excede sus funciones, sino que de forma arbitraria entra a REGULAR, definiendo los términos y plazos en los cuales técnicamente debe desarrollarse éste protocolo, y la práctica que ampara, USURPANDO TAMBIÉN, LA POTESTAD REGLAMENTARIA QUE PARA REGULAR EL TEMA, TIENE EL GOBIERNO NACIONAL. Tengo que precisar, que actualmente en Colombia no existe una ley expedida por éste Congreso que legalice dicho procedimiento. Si bien es cierto en Colombia existe el derecho a morir dignamente, de acuerdo a lo establecido por la Corte Constitucional en la sentencia C-239 de 1997, es competencia de esta Corporación como único constituyente secundario y receptor de la voluntad del Pueblo, tramitar una iniciativa en tal sentido, y luego de esto, es que legítimamente el Ministerio de Salud, podría entrar a regular la temática. La Corte Constitucional, en una sala de revisión de tutelas conformada por solo 3 magistrados, NO PUEDE DEFINIR CRITERIOS, NI REGLAR TEMAS EMINENTEMENTE TÉCNICOS, como la conformación de “Comités Científico-Interdisciplinarios para el Derecho a Morir con Dignidad”, en las entidades prestadoras de salud el país, y menos cuando no existe tampoco un protocolo o una guía estandarizada que regule completamente el tema, amparada en una ley. Actualmente en Colombia existe la Ley 1733 de 2014, la cual establece los cuidados paliativos para aquellas personas que son enfermos terminales; pero en ninguna otra parte de la misma se hace mención a la práctica de eutanasia directa, sino de ORTOTANASIA, que son aquellos procedimos a través de los cuales se dignifica la vida de estos enfermos, disminuyendo al máximo el sufrimiento de los pacientes, sin adelantar la muerte que se presentara por causas naturales. Por lo anterior, como Centro Democrático manifestamos nuestro absoluto rechazo a cualquier desborde del orden constitucional que afecte la legitimidad de las instituciones. No puede dejarse de lado la legalidad del poder democrático y la división de poderes, con medidas extractivas que deslegitiman nuestro propio orden moral y jurídico. Hoy, hacemos en ésta Plenaria un llamado de atención por la protección del orden constitucional y la dignificación de los intereses que como sociedad hemos forjado. Por el contrario la discusión y la fuerza de las instituciones deberían ser en resguardo y preservación del derecho a la vida. El debate debería hacerse en torno al cumplimiento del fin del Estado de la vida y la dignidad humana en cada colombiano, vamos a que como nación, preservemos la vida en todos sus escenarios, a que desde éste Congreso lo fundamental sea la vida y los derechos, a que desde acá, la vida y los valores comunes sean estandartes de construcción social".