El Centro Democrático condena el asesinato del líder Rafael Pachón Díaz

Bogotá, 2 de junio de 2015 (CD). El senador Everth Bustamante presentó este martes una constancia en la sesión plenaria, en la que condena el asesinato del líder Rafael Pachón Díaz:

Constancia

“Rafael Pachón Díaz nació hace 53 años en el municipio de Villa Gómez, provincia de Rionegro, departamento de Cundinamarca. Desde 1945 esta región de Colombia sufrió las atrocidades de la violencia liberal – conservadora, luego fue azotada por el terror de la guerrilla y del paramilitarismo y más tarde, en lo que va corrido del presente siglo recuperó la paz y la tranquilidad como consecuencia del éxito de la política de Seguridad Democrática.

 Rafael Pachón Díaz, carpintero de profesión, recorría en su motocicleta las veredas de su pueblo visitando y ayudando a los campesinos en sus labores de labranza, siempre alerta ante cualquier brote que pudiera anunciar el regreso trágico de la violencia. Todo indicaba que la paz había llegado para quedarse en medio de la belleza natural de esta comarca.

 El pasado 13 de mayo, Rafael Pachón Díaz, uno de los fundadores de nuestro partido en esa localidad cometió el delito de gritar, a voz en cuello, en la plaza pública “Viva el Centro Democrático”. Esta expresión, de un profundo sentimiento libertario, desató la ira del Alcalde Misael Duarte Sánchez del partido de la U quien látigo en mano, personalmente y en presencia de los sencillos pobladores agredió brutamente a nuestro dirigente ocasionándole graves lesiones y cinco días de incapacidad.

Lo grave, Honorable Senado de la República, no fue el abuso de autoridad y el delito de lesiones personales. Lo grave, Honorables Senadores, es que en la madrugada del pasado domingo 31 de mayo, 15 días después de los hechos violentos protagonizados por el Alcalde, nuestro dirigente municipal Rafael Pachón Diaz apareció muerto en su propia residencia donde vivía solo.

 Estos hechos violentos podrían mirarse como el renacer aislado de un sectarismo absurdo y extremo o como un episodio más de lo que García Márquez titulara como la “Crónica de una muerte anunciada”.

 Ahora, cuando se registra un ambiente cargado por la judicialización de la política donde varios ministros y altos funcionarios del gobierno del Presidente Álvaro Uribe han sido privados de su libertad, un ambiente enrarecido; donde el Fiscal General de Nación politiza su función rotulando al Centro Democrático de extrema derecha, un escenario donde el señor Vicefiscal temerariamente califica de paramilitar al fundador de nuestro partido y donde la Corte Suprema de Justicia conmina al senador José Obdulio Gaviria a responder un interrogatorio indagando si conoce o no y en qué circunstancias, a un señor llamado Álvaro Uribe Vélez y, óigase bien, un interrogatorio donde se exige al senador Gaviria que diga cuáles son sus opiniones sobre las negociaciones de La Habana.

 En estas circunstancias cualquier desprevenido ciudadano llegará a la conclusión que el asesinato de Rafael Pachón Diaz es un crimen alimentado por la persecución y el odio desatado contra el Centro Democrático desde las altas esferas del poder.

 El Centro Democrático, de cara al país, solicita a la Fiscalía y a la Procuraduría una rigurosa investigación para que la muerte de Rafael Pachón Díaz no quede en la impunidad”.

(Fin)