En los últimos 5 años, cada vez menos colombianos tienen vivienda propia

Bogotá, 17 de marzo de 2015 (CD). La siguiente es la constancia presentada hoy en la sesión Plenaria por el Senador Orlando Castañeda Serrano, en la cual alerta al Gobierno Nacional sobre las preocupantes cifras del BID, frente a la tenencia de vivienda propia en Colombia:

“Las evidencias están mostrando que las estrategias implementadas en torno a la situación de vivienda en el país, requieren mucha más atención que la que en los últimos 5 años ha venido prestándole este Gobierno. El estudio del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) publicado a finales de 2014, acerca de la VIVIENDA EN ARRIENDO en Latinoamérica, señala que la tasa de tenencia de vivienda en el país es la segunda más baja, alrededor del 40%, solamente equiparable con la de Bolivia. Lo que traduce en que, la mayoría de familias colombianas no cuenta con una vivienda propia. Adicionalmente, el estudio califica a Bogotá, como la ciudad donde más población vive en arriendo, el 40% de la ciudadanos de la capital, paga para ocupar, y no están invirtiendo en la seguridad habitacional propia ni la de su familia, lo que es preocupante; tal cual como lo señala este estudio, le siguen además en el ranking, dos de las grandes ciudades del país, Cali y Medellín, en los puestos tercero y cuarto, respectivamente. Por lo que el mismo estudio concluye, que la mayoría de la población del país, vive en arriendo. Por otro lado, el estudio demuestra que la clase media de la nación es la que menos posibilidades tiene de adquirir vivienda propia. Esto es inquietante, frente a la meta de 200.000 viviendas que se propone el programa de “Vivienda ya”, pues esta sería paupérrima, frente a las necesidades que tienen nuestra población. Las estrategias aplicadas, han simulado una solución coyuntural al problema, pero no han conseguido establecer un modelo creciente que satisfaga las insuficiencias habitacionales de vivienda del país, y que supere la calidad por encima de la cantidad. Incluso el presidente de CAMACOL (Cámara Colombina de la Construcción) indicó que “la capital colombiana presentó el año pasado en el segmento NO VIS una caída del 31% en lanzamientos, 14% en iniciaciones y 17% en ventas, en casi todos los rangos de precios en la ciudad(…) la vivienda social en la Sabana, tuvo un descenso en lanzamientos (43%), iniciaciones (27%) y ventas (16%)”. Es por esta razón que nuestro Partido Centro Democrático ha buscado ser propositivo frente a las necesidades de vivienda del país, y responder especialmente a la clase media trabajadora que después de trabajar por años, aún no logra acceder a la vivienda que requiere. Además por todos aquellos que por necesidad han tenido que tomar una vivienda que muchas veces no representa en tamaño la necesidad, de 6 ó más miembros adaptados en una o dos habitaciones. La calidad no debe quedar expuesta por la cantidad. El llamado que hacemos al Gobierno Santos, es a revisar la integralidad de las propuestas y estrategias de vivienda, que además han frenado la dinámica natural del sector, en las diferentes tipologías de vivienda. ¿Quién construirá mañana?". (Fin)