Expresidente Uribe propone que en lugar de entregar US$316 millones a la ONU, esos recursos sean invertidos para atender crisis en frontera con Venezuela

Fecha

Villa del Rosario, Norte de Santander, 18 de enero de 2018

Autor

Por:Álvaro Uribe Vélez

 

*   "¡Un Gobierno que quiera acabar con el narcotráfico no necesita esa interventoría!".

 

Villa del Rosario, Norte de Santander, 18 de enero de 2018 (CD). El expresidente Álvaro Uribe Vélez aseguró que en lugar de que el Gobierno entregue recursos en burocracia para la ONU, estos sean invertidos en un plan de atención humanitaria y de rehabilitación económica para la frontera con Venezuela.

 

Así lo expuso durante su encuentro con la comunidad en el sector de La Parada, ante el monitoreo de cultivos ilícitos acordado por el Gobierno Nacional con el organismo internacional. 

 

Uribe Vélez lamentó la situación de los venezolanos que llegan al país y advirtió que Colombia está en riesgo de afrontar una crisis como la del vecino país.

 

"Chávez y Maduro han acabado con Venezuela y quieren acabar con Colombia. El cierre de este puente, la prohibición de que los colombianos puedan exportar a través de la carretera plana por Puerto Santander y los puertos del Golfo, son un estrangulamiento a la economía de Cúcuta, de Norte de Santander y de Colombia; eso parece una formula intencional del castrochavismo de hacer que a Colombia le vaya mal para que aquí también haya castrochavismo en el desespero; ¡no lo vamos a permitir!", expresó. 

 

El siguiente es el texto de las palabras del expresidente Álvaro Uribe Vélez.  

 

"Es una tristeza estar en este puente internacional Simón Bolívar con los hermanos separados por la tiranía socialista de Venezuela y por el retroceso democrático de Colombia.  

 

Por favor, a nadie le rompan pancartas. Yo acepto la crítica contra mi persona. No, no le digan fuera, tranquilos; toda la tolerancia y toda la paciencia y por favor no le rompan pancartas. 

 

A las 5 de la mañana de hoy se recrudeció el dolor al ver a los hermanos venezolanos agolpados durmiendo en las calles y los más favorecidos bajo el cobertizo de una unidad deportiva. 

 

Una propuesta concreta: Colombia se está gastando 316 millones de dólares en una interventoría de Naciones Unidas que no tiene razón de ser, que para vigilar el proceso de eliminación del narcotráfico en un país que ha dejado nuevamente que el narcotráfico crezca a niveles sin antecedentes. 

 

¡Un Gobierno que quiera acabar con el narcotráfico no necesita esa interventoría!

 

Nuestra propuesta, que se la vamos a llevar al candidato Iván Duque, es que esos 316 millones de dólares Colombia no los invierta en esa interventoría, sino en un programa humanitario de apoyo a todos los refugiados y de rehabilitación económica de la zona de frontera.

 

Segundo-una reflexión-si Colombia no mejora, esto puede crear en Colombia tanta desolación y desespero, que la ciudadanía desesperada escoja una opción como la de Venezuela, por eso con Iván Duque el compromiso de que Colombia tenga una democracia sin corrupción, sin violencia, sin narcotráfico, que se prohíba la dosis personal de droga; una democracia con emprendimiento privado y con política social y un Estado austero.

 

Queridos ciudadanos, cuando los colombianos iban a Venezuela encontraban allá un país próspero que los albergaba con generosidad; muchos hicieron familia, dignificaron su vida, encontraban grandes oportunidades en Venezuela. Hoy que los hermanos venezolanos necesitan venir a Colombia, encuentran una Colombia retrocediendo, ¡que tristeza!

 

Nosotros necesitamos que con Iván Duque y nuestros candidatos al Congreso, Colombia no tenga un desempeño mediocre, que Colombia tenga un desempeño sobresaliente en seguridad, en emprendimiento y en equidad, para bien de los colombianos y para bien de los hermanos venezolanos que lleguen a este territorio. 

 

Por allá en 2003 y después en 2008, en dos crisis económicas de Venezuela durante la era Chávez, nosotros dijimos y cumplimos que si nos quedaba un litro de leche o una libra de carne, la compartíamos con el hermano pueblo de Venezuela. 

 

Hoy en esta crisis que algunos anticipábamos, yo no habría querido que lo que dije entre 2002 y 2010 se hubiera cumplido: esa tragedia que produce el socialismo. En esta crisis nos tenemos que preparar para lo mismo. 

 

Por favor, que Colombia piense que $316 millones de dólares entregados en burocracia a la ONU es un desperdicio del dinero, que ese dinero se invierta para un plan humanitario y de rehabilitación económica en la frontera, que le sirva a los colombianos y a nuestros hermanos venezolanos. 

 

Queridos periodistas, una reflexión final sobre este tema: Chávez y Maduro han acabado con Venezuela y quieren acabar con Colombia. El cierre de este puente, la prohibición de que los colombianos puedan exportar a través de la carretera plana por Puerto Santander y los puertos del Golfo, son un estrangulamiento a la economía de Cúcuta, de Norte de Santander y de Colombia; eso parece una formula intencional del castrochavismo de hacer que a Colombia le vaya mal para que aquí también haya castrochavismo en el desespero; ¡no lo vamos a permitir!"

 

Fin