“Gobierno cambió las reglas de juego a productores de biocombustibles”: Macías

Fecha

Bogotá, 11 de octubre de 2017

Autor

Prensa Centro Democrático

*Con información de la oficina de comunicaciones del senador Ernesto Macías 


 

Bogotá, 11 de octubre de 2017 (CD). El senador Ernesto Macías hizo serios señalamientos en contra de la manera como el Gobierno Nacional implementa la política de biocombustibles.)


 

Así lo expresó el Congresista durante el debate realizado en la Comisión Quinta de Senado sobre la política pública de biocombustibles, en dónde manifestó que el Gobierno cambió las reglas del juego a los productores e inversionistas de este sector.


 

Sostuvo que el gobierno de Álvaro Uribe generó beneficios tributarios a los productores de biocombustibles, y que además la administración de Juan Manuel Santos recibió “una política de Estado que venía en ascenso y de protección al sector”.


 

En tal sentido, Macías Tovar se refirió a las resoluciones expedidas bajo el actual Gobierno, las cuales, explicó, permiten la importación de biocombustibles, lo que afecta a la industria y a la producción nacional.


 

Ante esta situación el Senador indicó que “los productores dicen que tiene la capacidad de suplir la demanda nacional, ellos están en capacidad atender las necesidades del mercado interno. Sin embargo, con esta resolución el Gobierno les da un golpe muy bajo”.


 

Bioenergy


 

Durante este debate Macías también se refirió a la firma Bioenergy y las repercusiones que trae para el propio Gobierno la apertura de las importaciones, dado que han sido invertidos en esta empresa más de 750 millones de dólares y al autorizar las importaciones se pone en riesgo dicha inversión.


 

El Congresista del Centro Democrático planteó varios interrogantes frente a las acciones que implementaría el Gobierno para recuperar la cuantiosa inversión que hizo en Bioenergy, considerando que aunque la idea fue bien planteada, “los sobrecostos agravaron el Proyecto”.


 

Impactos sociales y ambientales


 

Respecto al impacto social que genera la apertura de las importaciones de biocombustibles, el Congresista expresó su preocupación ante la posibilidad de afectar a las cerca de 100 mil familias que dependen de la industrias de caña de azúcar, además del perjuicio a la industria de biodiésel que genera en promedio 30 mil empleos directos y 58 mil indirectos.


 

Sumado a esto, hizo alusión a la situación que enfrentan los cultivadores de palma de aceite, debido a que 6 mil de ellos, que representan el 85 por ciento del total, son pequeños productores.


 

En cuanto al impacto ambiental, Macías Tovar resaltó que para la producción de biocombustible colombia tiene “una ventaja comparativa importante frente a otros países como Estados Unidos y Brasil”.


 

Explicó que esto es porque en Colombia se emplea el alcohol a partir de la caña de azúcar que reduce en un 74 por ciento los gases de efecto invernadero, mientras que en los Estados Unidos se produce con el maíz, que reduce tan solo un 10 por ciento estos gases.


 

En el caso de Brasil se utiliza el alcohol de caña disminuyéndolo en un 65 por ciento.


(Fin)