“La aplicación de la Ley de Restitución de Tierras está motivando un nuevo problema social en el país”: Senador Araújo

Bogotá, 13 de mayo del 2015 (CD). En plenaria del Senado, el congresista Fernando Nicolás Araújo radicó constancia sobre los vicios jurídicos de la Ley de Restitución de Tierras (Ley 1448 de 2011), la cual fue sometida a un procedimiento expedito, sin las formalidades constitucionales que se exigen para la creación de una ley estatutaria que debió ser la realmente tramitada.

“El Gobierno no ha servido de garante en el ejercicio legítimo de los derechos fundamentales. Hoy posa de defensor de las víctimas de despojos, con el agravante de que trasladó la responsabilidad de todo el problema en los propietarios privados, ocupantes o poseedores. Es decir, se lavó las manos trasladando su responsabilidad a los trabajadores de la tierra que con esfuerzo y sudor lograron adquirirlas”, dijo Araújo.

El legislador aseguró que con esta Ley el Estado mismo aviva el conflicto, representando reclamantes que en muchos casos engañados posan de despojados. “El proceso de restitución se encuentra plagado de abusos contra derechos fundamentales y de vicios jurídicos que si no se atienden prontamente intensificarán los problemas sociales del país”, dijo.

Los funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras aplica mal la Ley 160 de 1994, se abstienen de notificar al opositor de la restitución del acto administrativo que admite la inclusión del predio en el registro de tierras despojadas, no tiene segunda instancia, solicitan las pruebas con inmediatez violando el debido proceso, desechan la buena fe del poseedor, evita la preclusión de la lesión enorme, realizan desalojos arbitrarios, no tiene posibilidad de conciliación y desconocen el disentimiento.

Por último, el Senador informó que un grupo de campesinos de distintas zonas del país se encontraban reclamando ser escuchados por el Gobierno desde la Plaza de Bolívar. “Necesitan con urgencia reformar ésta nefasta iniciativa para lograr construir de verdad la paz que la seguridad democrática había traído a sus territorios y que hoy ponen en riesgo por la irresponsabilidad del Gobierno”, concluyó.

(Fin)