La Orinoquia afronta dura crisis en el sector de la salud: senadora Nohora Tovar

Bogotá, 2 de junio de 2015 (CD). La Senadora del Centro Democrático, Nohora Tovar Rey dejó constancia durante la sesión de Plenaria sobre la crisis que enfrenta actualmente el sector de la salud en la región de la Orinoquia.   Frente a las dificultades del Hospital Departamental de Villavicencio, por los 106 mil millones de pesos que le adeudan las EPS, la Congresista exigió al Gobierno Nacional en cabeza del Ministerio de Salud, y a la Superintendencia Nacional de Salud, el acompañamiento en los procesos administrativos, pero no la intervención del Hospital Departamental.    Asimismo, se refirió a la crisis del Hospital de Yopal E.S.E., donde por deudas de las EPS se suspendieron los servicios de salud a los usuarios de Coomeva y Caprecom:   “El Hospital de Yopal en el departamento de Casanare, atraviesa una situación similar, las deudas de las E.P.S. desfinancian los procesos que no encuentran flujo de recursos, derivando así en más desatención. Yopal, ciudad de aproximadamente 180.000 habitantes, presenta una alta demanda de servicios, que atiende población de todo el departamento incluidos pacientes de alto costo, entre ellos comunidades indígenas”.   Por otra parte, la parlamentaria hizo referencia al mal estado las instalaciones de del Hospital San Vicente de Arauca, de acuerdo a la denuncia que ha presentado la ciudadanía, en la que manifiesta que:   El Hospital San Vicente de Arauca se debate en ambiciones politiqueras y sufre igualmente problemas de gerencia y administración, este hospital que atiende víctimas de terrorismo, no encuentra la dotación mínima adecuada para la atención de los araucanos”.   Finalmente, expresó su preocupación por la situación de la Clínica Saludcoop en el municipio de Granada (Meta) donde debido al cierre de la IPS, se verán afectados aproximadamente 42 mil usuarios de la región y 150 empleados de la institución.   “Fueron despedidos 150 empleados entre los que se encuentran personal administrativo, médico, asistencial y personal de apoyo, sin la autorización del Ministerio de Trabajo, lo que llevará a una crisis laboral en la región, sin mencionar el impacto social de la ausencia del servicio”, puntualizó la Senadora.