La política nuestra no es de odio de clases, es de todo lo contrario: que le vaya bien a la empresa y le vaya bien a los trabajadores", dice Uribe 

Fecha

Bogotá, 1 de septiembre de 2017

Autor

Por: Álvaro uribe Vélez

Bogotá, 1 de septiembre de 2017. A continuación, intervención del expresidente y Senador Álvaro Uribe Vélez en la maratón democrática con los cinco precandidatos del Centro Democrático en la localidad de Kennedy, en Bogotá. 

 

 

"Hay temor de la inversión, sin ella cómo generamos empleo. Un país con políticas sociales, bastante afectadas por lo que ha pasado en las finanzas del Estado a partir del derroche y de la corrupción.

 

Nosotros pensamos que el país necesita promover la inversión y promover a los sectores sociales, van de la mano.


 

La política nuestra no es de odio de clases, es de todo lo contrario: que le vaya bien a la empresa y le vaya bien a los trabajadores; por eso una propuesta desde el corazón: baje impuestos, una congelación relativa del predial, -los impuestos a las empresas son muy altos, el predial lo han vuelto confiscatorio. En Bogotá, muchos compatriotas me han dicho que han tenido que vender la casa por menos de lo que vale el predial, unos no tienen casa y otros la van a perder por el predial. ¿Y las empresas qué dicen? Si me bajan impuestos hoy, pero no me dan estabilidad, no puedo invertir porque me los suben mañana. Nosotros hemos propuesto una regla de estabilidad. Bastante afectado el consumo, que el IVA a recaudado 3 billones 600 mil millones más este año, dinero que le quitaron a los consumidores. 

 

Nosotros pensamos que si se baja el impuesto, si hay regla de estabilidad,  simultáneamente hay que definir una elevación significativa del salario mínimo. Menos impuestos, más inversión, más empleo, mejor remuneración. Por supuesto, esto necesita otros aspectos que tienen los candidatos.


 

Si ustedes me preguntaran por un tema crucial de la política social, el desempleo de los jóvenes, que se van a referir a ese tema.


 

El tema de la salud -ellos se van a referir a este tema-, y al final cuando ellos hayan terminado me permitiré  hacer unos comentarios.


 

Ellos tienen unas propuestas muy importante contra la corrupción, pero la mejor garantía es la persona de cada uno de estos candidatos. Estos candidatos: Iván Duque, Paloma Valencia, Rafael Nieto, María del Rosario Guerra, Carlos Holmes Trujillo, son personas de toda credibilidad, de toda la transparencia, no han estado pegados de mermelada, de la vida de ellos no se puede predicar un solo acto de corrupción. Bien las propuestas, ellos las van a referir, pero lo más importante es que su trayectoria da toda la credibilidad.


 

Recuperar la fe en las instituciones. La manera como vienen trabajando para construir un programa de gobierno, dialogando con los ciudadanos, ayuda a construir confianza; y si alguno de ellos es presidente, hará una tarea de estar dialogando permanentemente con los colombianos para ir avanzando en el cumplimento de ese programa.


 

Me honra mucho ver aquí a una delegación tan importante de integrantes de las reservas de nuestras Fuerzas Armadas. Todo el afecto por ustedes.

 

No puedo dejar de referirme a dos temas nacionales del momento: la justicia y el riesgo de nuevos fallos en la Corte de La Haya, perjudiciales sobre San Andrés.


 

El tema de la justicia.


 

No todo es malo, Colombia ha tenido fiscales, jueces, magistrados honorables con un gran valor civil para enfrentar la criminalidad, pero los actos de corrupción que vienen de hace algunos años le hacen un gran daño a la justicia. Yo creo en que en lugar de tantas cortes haya una sola, que el país conozca esos magistrados. Cuando mi generación estaba joven, muchos colombianos referían  el nombre de los magistrados, que Humberto Barrera Domínguez, que José Alejandro Bonivento Fernández, que Carlos Medellín, que el doctor Reyes Echandía, que Lisandro Romero, que Horacio Montoya Gil. Qué tristeza, hoy el país se interesa por los nombres de los magistrados cuando aparecen involucrados en corrupción.


 

Necesitamos que no haya todas esas cortes que ayudan a darle la comodidad del anonimato a la corrupción. Una sola corte con magistrados visibles, que llegan a los 55 a los 60 años allí, precedidos por méritos en la carrera de la judicatura, en la academia, que lleguen ya para finalizar su carrera profesional, no buscando la justicia como trampolín. Ojalá el país hiciera eso, se pusiera a funcionar una sola corte, se revocaran las cortes actuales.

 

El tema de San Andrés.


 

Venimos de una reunión semejante en San Andrés, recordamos nuestra propuesta de 2012, que la inspiró el senador Iván Duque y que la hemos venido repitiendo. El fallo de 2012 es un fallo totalmente ilegal e injusto frente a Colombia, no entremos en detalles. Y ahora Nicaragua está pidiendo que le definan una plataforma continental extendida que afectaría seriamente los derechos de Colombia, de los sanandresanos colombianos. Y, además, está pidiendo que se condene a Colombia a cumplir el fallo ilegal de 2012.

 

Para no entrar en detalles jurídicos, nuestra propuesta es que se convoque ya a una gran consulta popular para que los colombianos digan que nada de eso se acepta, que el único límite es el Meridiano 82 definido en el tratado Esguerra-Bárcenas y que preferimos cuarenta, cien años de conflictos, que entregar un milímetro del mar de San Andrés.

 

Este partido tiene unas grandes ventajas: candidatos de lujo, gente joven, preparada, sin mácula. Y tiene un problema, al que esté en este Partido le dicen: 'ah, pero Uribe'. En los años que yo fui Presidente, seguramente mis defectos me llevaron a cometer errores; no se hizo todo lo que el país necesitaba, el país no quedó convertido en un paraíso, íbamos avanzando en seguridad, en política social, en inversión, lo que llamábamos 'los tres huevitos'.

 

Creo que en lugar de avanzar, el país hoy ha retrocedido. Que el país no quedó convertido en una maravilla, íbamos avanzando. Yo sé que ustedes, en el crecimiento del Centro Democrático, muchos dicen: 'ah, pero Uribe, ah, pero Uribe'. Defiéndanme, y es muy fácil, digan: 'sí, el hombre cometió errores, pero quiere a Colombia y por eso está en la batalla'. 

 

Me da mucho gusto entregarle este micrófono a un grupo de precandidatos a la Presidencia y a aquellos que Colombia merece: gente honesta, preparada, firme, tallada en las dificultades de la oposición que fue capaz de correr el riesgo político y decirle NO al plebiscito de entrega de Colombia al terrorismo. Esos son unos exámenes de prueba muy rigurosos, estimados compatriotas de Kennedy.

Muchas gracias". 

 

 

(FIN)