Las soluciones burocráticas quiebran al Estado y empobrecen más; proponemos más empresas y empleo con mejor ingreso laboral

Fecha

Bogotá, 1º de septiembre de 2017

Autor

Por: Álvaro uribe Vélez

Bogotá, 1º de septiembre de 2017 (CD). La siguiente es la intervención del expresidente Álvaro Uribe Vélez al dar inicio a la Maratón Democrática con la comunidad de la localidad de Bosa en Bogotá.

 

“Yo simplemente les quiero decir esto: los años que yo fui Presidente con errores, con cosas que faltaron, etcétera, se trabajó con cariño, el país no quedó convertido en un paraíso pero venía mejorando en seguridad, inversión, en política social.

 

 

Tenemos mucha preocupación, hay una gran desmejora en la ciudad, en todo el país. A mí me preguntan: ¿cuál es la solución del Centro Democrático contra la corrupción? Hay muchas, pero hay que empezar por los seres humanos, la mejor, son estos cinco precandidatos a la Presidencia, por su transparencia.

 

 

Acabo de poner un Twitter (Trino), cuando escuchaba a Álvaro Gómez (Edil de Bosa), el problema de educación, el problema es salud, el problema de seguridad, de movilidad que ahora, hombre, además es un rector que gasta plata en café, me dieron aquí un café de lujo, mientras me tomaba un café allí adentro me estaba contando, también, otros problemas como ese problema de seguridad y de drogadicción.

 

 

Mire, yo se los digo con cariño: a estas alturas de mi vida, a mí me motiva es el cariño por la Patria, por ustedes, la gratitud.

 

 

Peñalosa recibió una pésima herencia, recibió una anarquía burocrática, disfrazada en odio de clases. Ojalá él pueda recomponer el camino en la ciudad.

 

 

Y yo les voy a proponer a ustedes una disyuntiva: a los sectores medios y populares hay dos maneras de resolverle los problemas, una manera es nombrarlos burócratas, lo que hizo (Gustavo) Petro, eso no sirve, eso quiebra a los presupuestos, tarde que temprano se quedan sin empleo. Otra manera es poner a  crecer la economía, hacer educación, estimular el emprendimiento y lograr una sociedad  que mejore los ingresos.

 

 

Piensen esto, propuesta fundamental se las echo desde el corazón, porque la tengo metida en el fondo del alma: este país necesita bajar los impuestos, este país no puede seguir con esos impuestos ni con ese predial tan alto. ¡Hombre!, la gente no puede pagar eso, nosotros estamos ya proponiendo que ese predial se suavice. ¿Quiénes de ustedes tienen predial alto? ¡No es cuento mío! ¿Es verdad o es cuento mío? Está mal, unos no tienen casa y los que tienen la van a perder con el predial, de ese tamaño es en todo el país. Entonces, hay mucho alcalde que se pone bravo con uno porque uno propone eso. ¿Ustedes qué quieren, proponemos ese congelamiento parcial del predial o nos quedamos callados? ¿Bajamos impuestos o no los bajamos?

 

 

Ahora, las empresas no crecen solamente por bajar impuestos, necesitan otras cosas, las van a decir los candidatos, y que les den estabilidad. Porque a un empresario se le dice: —hoy te bajamos los impuestos—, y él dice: — ¿y cuánto dura esa luna de miel? —, ¿me van a poner a generar inversiones para que me los vuelvan a subir? —. Necesitan estabilidad, pero hacer otra cosita, es que Santos acabó con las empresas y con los consumidores, con los trabajadores. Si bajamos impuestos, el mismo día, que se suba significativamente el salario mínimo. ¿O no? Es lógico, porque si uno dijera, —no, asfixie las empresas y súbale un salario mínimo bien alto—, eso es imposible, pero es que aquí la proposición es integrada: baje los impuestos, dé estabilidad, congele relativamente el predial y suba significativamente el salario mínimo para recuperarle a los ciudadanos capacidad de consumo.

 

 

Yo los voy a dejar con los candidatos. ¿Cuántos estamos acá en esta reunión querido rector?

 

 

Rector: Aproximadamente hay 400 personas.

 

 

AUV. Ustedes van a oír a los cinco precandidatos, pero yo vengo aquí a pedirles un favor a ustedes, la campaña en Bogotá no se hace si ustedes nos ayudan haciéndola. Ustedes son los que tienen que repetir estas tesis, etcétera.

 

Aquí nos ha convocado al tema de educación, vamos a escuchar. Yo les rogaría a los candidatos esto: son tantos los problemas, que si ellos pudieran dividir la intervención en dos, unos minutos para, —con la solvencia académica con que saben hacerlo— referirse a la educación y conectarla con ese problema del desempleo juvenil, y otros minutos a problemas generales que aquí han tratado.

 

 

Una vez terminen los candidatos, Pedro, querido rector, te recoges unas cinco preguntas de la comunidad, se acumulan y los candidatos las contestan.

 

 

A ustedes les toca un problema muy grave, hablar de estos precandidatos es muy fácil, buenas personas, preparados, no han estado en corrupción, garantías para el país; hablar de mí es muy difícil, porque yo siempre tengo… me quieren sacar los ojos, una cosa y la otra. También vengo a pedirles, humildemente, que me defiendan, cuando les digan: — es que Uribe cometió tal error y tal cosa— díganles, —perdónenle que el hombre quiere al país—.

 

 

Entonces los dejo con nuestros candidatos a la Presidencia. Muchas gracias.

 

 

(FIN)