Si queremos paz, debemos exigir hechos de paz: María Fernanda Cabal

Bogotá, 13 de mayo de 2015 (CD). La siguiente es la constancia presentada por la Representante María Fernanda Cabal en Comisión Primera de Cámara.

“La masacre del pasado 14 de abril fue un hecho abominable y una clara muestra de que la paz está más lejos de lo que imaginamos. Fue además un acto de perfidia. Para quienes no conocen este término, la perfidia, en el contexto de la guerra, es una forma de engaño en la cual una parte se compromete a actuar de buena fe (por ejemplo, levantar una bandera de rendición).

Esta práctica está expresamente prohibida en el 1977 el Protocolo I Adicional a los Convenios de Ginebra de 12 de agosto 1949. Por eso esta conducta se constituye en un crimen de guerra perpetrado contra seres humanos que tienen la labor y el compromiso de defender a los colombianos.

El Gobierno y los terroristas de las Farc se llenan la boca diciendo que hay una tregua, nos repiten todos los días que hay esperanza, pero con sus actos evidencian todo lo contrario. Al parecer viven en una realidad paralela.

Esta incoherencia de quienes se hacen llamar ‘amigos de la paz’, es un atentado contra los ciudadanos que día a día nos preguntamos si el Ministerio de Defensa está adelantando acciones para que este crimen no quede impune. Hoy ya nadie se pregunta por los heridos de este cruel ataque.

Ante esta zozobra y desconfianza por las mentiras recurrentes, nos preguntamos: ¿Cuántos soldados y policías han sido asesinados por el engaño de una tregua, pero no han salido en las noticias para que nadie se dé cuenta?

Nos hablan de paz, pero se descubre un arsenal de material explosivo en el Valle del Cauca, herramientas terroristas para seguir sembrando muerte en Colombia; nos hablan de mesa de negociaciones y de pronta solución al conflicto, incluso, se atreven a hablar de ‘posconflicto’, en un panorama incierto que lo único que deja claro es que este proceso de paz es también una perfidia contra todos los colombianos. Si queremos paz, debemos exigir hechos de paz: ¡Que liberen a los niños reclutados! ¡Que entreguen las armas ya!

(FIN)