"Un gobierno sin resultados propende por la legalización y no por la lucha contra las drogas": María del Rosario Guerra

Bogotá, 9 de junio de 2015 (CD). La siguiente es la constancia presentada este martes por la senadora María del Rosario Guerra, en la sesión Plenaria del Senado de la República:

“Aunque no extraña, resulta de gran preocupación la solicitud del Presidente Juan Manuel Santos en el discurso inaugural de la Conferencia Internacional de Control de Drogas, el pasado martes 2 de junio, solicitando un cambio en el enfoque de la lucha contra las drogas a nivel mundial que implique la promoción de una cultura de la legalidad.

No es un hecho aislado ni nuevo, es un evento más en la cadena de acciones y pronunciamientos del Presidente Santos en su lucha por la legalización de las drogas.

En primer lugar, el actual Gobierno permitió el aumento de los cultivos ilícitos en el país, pasando de 80.500 hectáreas en 2013 a 112.000 en el 2014, lo que se tradujo en un incremento de la producción de cocaína de 185 a 245 toneladas.

Posteriormente, el Consejo Nacional de Estupefacientes, a sugerencia del Mandatario, suspendió las fumigaciones de cultivos de coca con glifosato. Valga mencionar que estas fumigaciones venían presentando un descenso constante, pues como lo ha dicho la Procuraduría con base en cifras del Ministerio de Defensa, en el trienio 2010 – 2013 se disminuyó en 37% el uso del glifosato para erradicar cultivos ilícitos.

Todo lo anterior, escudándose en la falsedad que la “guerra contra el narcotráfico es un fracaso y por ello se deben legalizar las drogas”, y desconociendo los éxitos que el control ha dado cuando hay voluntad política para imponerlo: Colombia según la ONU, redujo su producción de cocaína un 58% entre 2001 y 2010.

Insto al Presidente Santos, quien usualmente actúa movido por las encuestas, a que tenga en cuenta lo que piensan los colombianos de la legalización de la droga: ‘según el Centro Nacional de Consultoría, siete de cada diez ciudadanos están contra la legalización de la droga. Si tuviera en cuenta estas cifras cesaría en su objetivo de legalizar y se daría cuenta que su propuesta solo profundizará la problemática de drogadicción juvenil y microtráfico que padecemos”.

(Fin)