“Usted no sabe quién soy yo!”

Fecha

Bogotá, 2 de abril de 2018

Autor

Por: Thania Vega de Plazas

Por: Thania Vega de Plazas

 

Que mezquindad la de algunos colombianos que han recurrido a esta artimaña para intimidar a los demás mostrando ademanes de presunta superioridad sobre el otro, que solo demuestra su falta de educación, caridad y respeto por los demás.

 

En plena Semana Santa los colombianos pudimos ver en las noticias, como el “abogado” Hernando Zabaleta se ensañaba en contra de una valiente mujer de la policía de Transito de Bogotá, porque hay que ser valiente para no dejarse afectar ante tanta ofensa, ella identificada como Karen Granados, quien en el cumplimiento del deber, le impuso un comparendo a Zabaleta por estar cometiendo una infracción transito.

 

En el vídeo que se hizo viral por redes sociales, Hernando Zabaleta, quien fuera candidato a la Cámara de Representantes por el movimiento “Todos Somos Colombia” de Clara López, formula vicepresidencial de Humberto de la Calle, se muestra que una de sus banderas era la de acabar con la Policía de Tránsito.

 

El “señor” Zabaleta Echeverry le dijo a la valerosa Patrullera: “Usted es una abusiva resentida (…) Yo sí tengo carrera, soy especialista. Yo no me gano un milloncito de pesos como usted” (Esto demuestra que el resentido es él, claramente) 

 

Pero no fue suficiente maltratar con palabras agresivas a la Patrullera Karen Granados, sino que también amenazó con destruir su carrera en la Policía; “A usted la hago destituir (…). La voy a hacer echar y ni siquiera en las empresas de seguridad va a conseguir trabajo”

Lamentable que una persona que se dice profesional y especializada haga alarde de su educación para maltratar a los demás, lo que claramente es una muestra de su pobre formación humanista.

 

Este fenómeno en el comportamiento, donde algunos se creen seres superiores ante los demás, nos debe llamar a una reflexión fundamental; pues es evidente que en algunas Universidades se forman profesionales y no personas.

 

La dignidad humana que tan nombrada está en la Constitución Política de Colombia, porque es el eje principal de la Carta, se está dejando a un lado con el pretexto de que los derechos de algunos están por encima del de otros.

 

Actuaciones como la de Hernando Zabaleta Echeverry merecen cuando menos una condena social y que pague la sanción contemplada en el Código de Policía por el irrespeto, la agresión o el desafío a la Policía; el país no debe ni puede permitir que se ofenda la honra de ésta patrullera que con su carácter y en cumplimento de la ley le impuso un comparendo al infractor Zabaleta.

 

Este asunto de irrespeto a la autoridad debe convertirse en un delito tipificado en el Código Penal para rescatar el principio de autoridad en Colombia. 

 

El país necesita un cambio urgente, debemos regresar a las buenas costumbres, a la educación en ética, valores, religión y respeto a la autoridad, que permitió que muchas de nuestras generaciones tuvieran temor de Dios y obediencia por el otro.

 

Estas actitudes de algunos demuestran que en Colombia hizo carrera “el todo vale” y la impunidad como mecanismo de defensa.

 

Definitivamente o cambiamos el destino de la patria o nos quedamos sin país.

 

Gobiernos como el de Santos solo dejan estelas de dolor y tristeza; una nación sin justicia pero con impunidad; donde el mejor ejemplo resultó ser el maltrato y desacato a la norma; donde no hay autoridad ni principios.

 

Nota: Durante el domingo de resurrección; en familia pedimos con mucha fe para que nuestro señor Jesús tenga compasión de nuestro pueblo y nos conduzca a la victoria con nuestro candidato Iván Duque para recuperar la justicia y la verdadera paz.  

 

…FIN …