Constancia / Senador Cabrales denuncia incumplimientos del Gobierno Nacional

Bogotá, 8 de septiembre de 2015 (CD).En repetidas ocasiones se ha hablado de los incumplimientos del actual gobierno de Juan Manuel Santos; sin embargo, la abundante publicidad que uno encuentra en las carreteras del país y en comerciales de televisión con la leyenda “Gobierno Santos está cumpliendo”, hace que  desde la bancada del Centro Democrático sintamos la obligación con los colombianos de mostrarles la realidad del país en materia de cumplimiento del gobierno, más allá de las vallas.

 En nuestro recorrido por el país, visitamos el municipio de Útica, Cundinamarca, con la expectativa de encontrarlo recuperado de la lamentable avalancha que lo golpeó el 19 de abril de 2011, el cual dejó 2 personas muertas, 1.050 damnificadas, el 95% del casco urbano afectado y 123 viviendas destruidas. Nuestra expectativa de encontrar un municipio recuperado de esta tragedia se debe al discurso que escuchamos de Juan Manuel Santos en Útica, al día siguiente a la avalancha, el cual me permito citar en algunos puntos, sobre los que quiero llamar la atención de mis colegas congresistas:

“Muy buenas tardes a todos.

Me siento muy complacido de estar aquí en Útica, pero muy triste por la razón por la cual estamos aquí en este lindo pueblo que siempre ha sido tan acogedor.

No en vano vienen aquí los presidentes, a través de la historia, a veranear. Por el calor de su gente, por su amabilidad, por el entorno, por el clima.

 Y por eso quiero simplemente decirles que el Gobierno Nacional, en cabeza de su Presidente, con mi señora María Clemencia, con los ministros para decirles que no están solos, que estamos aquí para mostrarles nuestra solidaridad.

Pero no solamente sentimental, sino también material.

 El inventario que me han hecho hasta ahora, es que más o menos se han perdido cerca de 300 viviendas. Y lo que yo les puedo decir en este momento es que vamos a hacer unos estudios para reubicar esas 300 viviendas y vamos a financiar esas 300 viviendas.

(…)

Yo espero que en un corto tiempo aquí en Útica veamos esas 300 viviendas en sitios que no estén en alto riesgo. Que la escuela, que la acabo de ver semidestruida, esté totalmente restablecida y si es necesario reubicarla, la reubicamos.

 Y me decían que se perdieron 160 computadores nuevos. Pues no se preocupen, que, sin haber hablado con la Ministra de Educación, se los vamos a reemplazar en forma inmediata.

 Lo de la carretera, gobernador, vamos a ver con el Ministro de Transporte y con Colombia Humanitaria a ver cómo lo podemos hacer. Yo sé que es una vieja aspiración de Útica. Creo que se lo merecen y tengan la certeza de que aquí hay toda la voluntad.

Con el Ministro hablábamos a ver cómo podíamos reestructurarla y como ha dicho el Gobernador y como hemos hecho en tantas ocasiones: usted pone su case y yo pongo el mío.

 Entonces ahí creo que podemos también darles ojalá esa buena noticia.

Con un buen padrino y un gran gobernador, ustedes pueden sentirse muy tranquilos, muy tranquilos, porque esta reconstrucción la comenzamos mañana mismo; mañana mismo vamos a comenzar esta reconstrucción.

Muchísimas gracias. Que Dios los bendiga”

 A pesar de lo esperanzador de este discurso, encontramos con gran tristeza que hoy las 300 casas no se construyeron, que la escuela no se rehabilitó, ni los 160 computadores llegaron, de igual forma, la carretera no se arregló, es decir que de la reconstrucción que en palabras de Juan Manuel Santos iba a empezar “mañana mismo” cuatro años y medio después no se ha puesto la primera piedra.

Por lo anterior, desde la bancada del Centro Democrático solicitamos al presidente de la república Juan Manuel Santos, a sus ministros, al señor director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, que le cumplan al municipio de Útica, a sus pobladores que hoy siguen esperando una Útica distinta y que no se sume a la lista de presidentes que solo fueron a Útica a “veranear”, pues de otra forma su campaña publicitaria en materia de cumplimiento no corresponde a la realidad.