Constancia/ Reunión de declaraciones generales y pocas soluciones: Tatiana Cabello

Bogotá, 23 de septiembre de 2015 (CD). Constancia radicada por la Representante Tatiana Cabello en la Comisión Segunda de Cámara el día martes 22 de septiembre.

“El debate propuesto para el día de hoy se fundamenta en las relaciones existentes entre Colombia y Venezuela.

A finales de julio presenté proposición para citar a la Canciller y preguntarle en qué va la definición de la diferencia limítrofe con el vecino país en el Golfo de Coquibacoa. Esto a raíz del decreto 1787 de 2015 expedido por el Gobierno venezolano que pretendió definir líneas fronterizas en aguas marinas y submarinas de los dos países.

Posteriormente y debido al cierre de la frontera decretado por el Presidente Nicolás Maduro presenté proposición aditiva citando nuevamente a la Canciller y otros funcionarios del gobierno nacional como la Ministra de Comercio, la directora del ICBF y el director de la Unidad para la Gestión del Riesgo con el objetivo de que expliquen las acciones adelantadas por sus respectivos despachos con la finalidad de mitigar los impactos sociales, económicos y humanitarios generados por esa decisión. Situaciones ampliamente conocidas por la opinión pública porque han sido divulgadas por los medios de comunicación.

En el marco de los recientes hechos con Venezuela, considero que además de las acciones emprendidas por las autoridades nacionales e incluso las locales para atender a la población expulsada de ese país, las acciones diplomáticas cobran especial relevancia. Sin embargo estas no han sido exitosas. Ayer la reunión entre Presidentes realizada en Quito fue poco fructífera, con precarios resultados y sobre todo sin soluciones prontas y eficaces para los miles de colombianos expulsados y deportados. Decepcionó ver al Presidente de Colombia sin dignidad, sin capacidad de condenar con vehemencia las violaciones a los derechos humanos de nuestros compatriotas, simplemente se limitó a decir que se va a realizar una profunda investigación sobre la situación de la frontera, cuando las violaciones a los derechos humanos fueron abruptas y evidentes.

Tampoco tuvo la capacidad ni el valor de referir las recientes y violentas incursiones de la guardia venezolana en La Guajira y Norte de Santander, ocasionando la muerte de dos líderes de la comunidad wayuu y provocando un incendio en zona rural de Cúcuta.

La de ayer fue una reunión de declaraciones generales y pocas soluciones”.

(FIN)