Constancia/ Queremos resolver dudas sobre justicia transicional: Representante Tatiana Cabello

Bogotá, 30 de septiembre de 2015 (CD). El siguiente es el texto de la constancia radicada por la Representante Tatiana Cabello durante la sesión plenaria.
“El debate propuesto para hoy por todas las bancadas es de trascendencia para el país. Queremos que los funcionarios citados respondan a la Cámara de Representantes y a los colombianos un considerable número de interrogantes que surgen de la negociación y del reciente anuncio sobre justicia transicional, el que al parecer no está redactado todavía. Sin embargo, es conveniente que pese a esa circunstancia se exponga con claridad y veracidad lo que se va a acordar.

Próximos a cumplir tres años del inicio formal de las negociaciones entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y el grupo narcotraficante y terrorista FARC, el Centro Democrático en ejercicio de su legítimo derecho a la oposición política ha recogido el sentir de millones de colombianos que no comparten la forma y los acuerdos a los que se están llegando.

Hoy cuando nos convoca este control político informativo con los Ministros de Interior y de Justicia y con el Jefe del equipo negociador, conviene reiterar algunas de las principales observaciones y críticas al proceso, no sin antes advertir, que las hacemos fundadas en nuestras convicciones, con afecto al país y pensando en el futuro de esta y las próximas generaciones:

De lo que se conoce – por los medios de comunicación – respecto del acuerdo sobre justicia transicional debo decir que está estructurado sobre un sistema de falsas y tramposas sanciones a quienes reconozcan haber cometido delitos atroces. No hay justicia. Hay impunidad.

Es inaceptable que se negocie con las FARC el marco jurídico a imponer a los miembros de la Fuerza Pública. Equiparar las fuerzas legítimas y constitucionales del Estado con el narcoterrorismo es un error histórico que deriva en injusticia.

Es inaceptable igualar a la sociedad civil con las FARC. Afirmar que todos los colombianos en mayor o menor medida, somos actores del denominado conflicto armado, además de ser un error, es una forma de diluir la responsabilidad de quienes han sido los mayores generadores de violencia y terror en Colombia.

No existe hasta el momento claridad meridiana respecto de la denominada Jurisdicción para la Paz y el Tribunal que la va integrar.

Son infinitas las dudas y los mensajes contradictorios que se han escuchado estos días respecto de ese tema. Es evidente que el Gobierno, la Fiscalía y las FARC o no se han puesto de acuerdo o alguno le miente al país. Queremos saber desde ya: Quiénes van integrar ese Tribunal, quién los va a designar y a quiénes se va a juzgar. Lo acordado en La Habana bajo el noble manto de “la paz”, no se puede convertir en un instrumento de venganza y retaliación política y jurídica a la oposición. Señores Ministros y negociadores del Gobierno queremos claridad y precisión en eso.

Por último Señor Presidente quiero rechazar la persecución política por parte del Señor Fiscal General de la Nación al ex presidente Álvaro Uribe Vélez y al ex vicepresidente Francisco Santos. No podemos ser cómplices de semejante canallada.

Gracias Presidente.

(FIN)