El Hospital Universitario de Sincelejo atraviesa una profunda crisis económica que no podemos ignorar

Bogotá, 11 de agosto de 2015 (CD). Constancia de la senadora María del Rosario Guerra, en la que expresa su preocupación por la crisis económica que atraviesa el hospital Universitario de Sincelejo:

“El Hospital Universitario de Sincelejo atraviesa una profunda crisis económica que no podemos ignorar, ya que de acuerdo con la Superintendencia de Salud, el hospital está en riesgo alto de liquidación. Solamente en la capital del departamento de Sucre se ven afectados cerca de 75 mil personas del régimen subsidiado que acceden a la institución. El Hospital Universitario de Sincelejo no sólo cuenta con la unidad de imágenes diagnosticas más moderna del departamento, sino con la certificación de Colciencias como hospital que realiza investigación, pero parece que esas condiciones de nada sirven porque las EPS no les envían pacientes.
Por eso he querido traer este tema a la plenaria del Senado de la República, ya que el pasado fin de semana estuve dialogando con los trabajadores del Hospital, quienes están muy preocupados e indignados porque tienen varios meses que no les pagan sus salarios y ven en riesgo la vigencia de su institución. Al hospital le deben más de $39 mil millones, y este a su vez les debe a sus empleados y proveedores $36 mil millones. Hago un llamado a la Gobernación de Sucre para que se ponga al día con la deuda que tienen con el hospital que asciende a $22 mil millones por los servicios que ha prestado y por la estampilla por hospital.
Preocupa también que no es solo el HUS Sincelejo, sino 23 EPS públicas más que requieren atención inmediata por parte de las autoridades, ya que están en alto riesgo de liquidación.
Solicito al Ministerio de Hacienda que estudie el plan de gestión de riesgo del Hospital Universitario de Sincelejo y lo ayude asignándole los recursos para que pueda salir de la crisis. Reitero mi compromiso de trabajar para recuperar y mejorar la situación hospitalaria y de salud del departamento de Sucre, pero llamo la atención también del Ministerio de Salud, de la Gobernación y de las Alcaldías municipales para que tomen cartas en este penoso asunto que aqueja a toda la población.
Es urgente que los servicios de salud de Sucre y en especial el HUS, sea manejado con transparencia, eficiencia y cero politiquería”. (Fin)