“Aquí lo que tenemos es una acción del Gobierno y de las Farc para destruir la democracia”: Uribe

Fecha

Bogotá, 13 de mayo de 2016

Autor

Prensa Centro Democrático

Bogotá, 13 de mayo de 2016.(CD) El expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez aseguró este viernes que mientras no haya justicia, así esté incorporado a la Constitución, este acuerdo no queda blindado. “Pueden inventar el mecanismo que quieran y mientras no haya justicia, en cualquier momento posterior, se puede activar la competencia de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional”.

En entrevista con La FM Radio, el exmandatario dijo que lo que se anunció ayer es abusivo con la democracia colombiana, porque el Gobierno, con el grupo terrorista Farc, “se erigen en constituyentes, cambian la Constitución colombiana y simplemente hay un engaño tratando de aparentar unas posibilidades de procedimiento legítimos que no las hay”.

El siguiente es el texto de la entrevista del expresidente en LA FM.

LA FM. Déjeme saludar también al senador, expresidente Álvaro Uribe gracias por acompañarnos aquí en la FM. 

Hassan, muy buenos días a usted, a sus compañeros de la FM a todos los oyentes en este momento difícil de la patria.

LA F.M. Hemos querido llamarlo por la misma razón que hemos hablado y le doy, más o menos, un preámbulo expresidente. Hemos hablado con el senador Antonio Navarro, acabamos de hablar con el exministro Juan Carlos Esguerra, hablamos también con el presidente del Senado, Luis Fernando Velasco; hablamos también esta mañana con el senador Ernesto Macías; hablamos con Enrique Santiago, abogado de las Farc y ahora queremos, también, conocer su opinión frente a esto, frente a lo que el Gobierno Nacional ha determinado y ha llamado un blindaje a los acuerdos de La Habana, ¿cuál es su opinión?

Álvaro Uribe Vélez: Bueno, es un blindaje para favorecer la impunidad del terrorismo. Yo creo que esto es abusivo con la democracia colombiana, porque el Gobierno con el grupo terrorista Farc se erigen en constituyentes, cambian la Constitución colombiana y simplemente hay un engaño tratando de aparentar unas posibilidades de procedimiento legítimos que no las hay. Yo he venido dividiendo el tema en la inconveniencia y en la ilegalidad, estimado Hassan.

LA F.M. En este momento, si usted mira la coyuntura política de cómo está planteado este acuerdo y se lo pregunta ya no como expresidente, no como cabeza del Centro Democrático sino como Senador de la República ¿se siente cómodo estando usted ocupando ese asiento en el legislativo y que le estén diciendo desde afuera, desde La Habana, usted sobre qué temas tiene que legislar o le gustaría que esa agenda la tuvieran ustedes por iniciativa propia al ser ustedes congresistas elegidos, además, de manera popular? ¿o que esas instrucciones sobre lo que se debe legislar vengan de La Habana?

Álvaro Uribe Vélez: Bueno, el país tiene que mirar este tema. El Gobierno ha cambiado la Constitución con un grupo terrorista, el cartel de cocaína más grande del mundo. Segundo, el Gobierno ha aceptado darle alcance de tratado internacional que es totalmente ilegal e inconveniente. Como todo tratado a llegar al Congreso, el Congreso no lo puede modificar, y para negarlo el Congreso tiene que aprobarlo o devolverlo. Entonces, ¿aquí que va a pasar? El Gobierno con sus mayorías lo va a imponer. Yo creo que hay un Congreso que desde hace algún tiempo ha mostrado que ha perdido su liberad y que ha estado cooptado por el Ejecutivo.

Ahora, esto tiene impunidad, esto tiene inconveniencia e ilegalidad. Déjeme hablar de la inconveniencia, están blindando la impunidad, esto es –usted sabe- que el Gobierno le ha aceptado a las Farc, que es el tercer cartel de cocaína más grande del mundo, el delito de narcotráfico es un delito político, por ende no tendrán cárcel ni extradición y les enciman elegibilidad política. El Gobierno ha aceptado y está en el acuerdo de justicia en que los delitos que consideren atroces, basta que las Farc los reconozca para no ir a la cárcel y tiene elegibilidad política. Eso crea un gran precedente, eso crea el precedente de estimular la violencia. Lo hemos vivido en estos años,  con los solos anuncios de impunidad, las Farc han duplicado el número de integrantes, los cultivos de coca han pasado de 43 mil hectáreas a 159 mil; el Eln recuperó su capacidad criminal; las bandas criminales se han multiplicado por cinco. Esto, además, desde el punto de vista de la inconveniencia, lo que hace es generar nuevos estímulos a la violencia.

Y desde el punto de vista de la legalidad, esto no es sucumbidle a la Corte Penal Internacional, lo pueden llevar al Consejo de Seguridad, lo pueden radicar en Ginebra, e independiente de eso está el estatuto de la Corte Penal Internacional del cual Colombia es signataria, que exige penas privativas de la libertad a estos delitos atroces. Tampoco es inoponible a la Convención Americana de Derechos Humanos y tampoco creo yo que un acuerdo con el terrorismo pueda ser un tratado internacional, porque para equiparar el terrorismo a los estados tendrían que entrar a aceptar unas acciones jurídicas: ¿ha tenido las Farc territorio como un Estado? No lo ha tenido, ha sido un grupo poderoso criminal, itinerante por el territorio nacional; ¿Ha ejercido justicia? Las Farc no han ejercido justicia, lo que ha hecho las Farc es asesinar; ¿cuáles han sido las fuentes de financiación de las Farc? El narcotráfico, el secuestro, la extorsión.

Entonces, si van a decir que hay un conflicto interno y que ese conflicto interno debe terminar con un tratado al cual se le debe dar el alcance que permiten los protocolos de Ginebra de 1949, yo diría lo siguiente:

Primero, se ha dicho que eso es para mitigar, para humanizar y, si se aceptara la palabra, restarle crueldad a los enfrentamientos. Segundo, desde el punto de vista legal, cómo van a poner a las Farc en el nivel de Alta Parte Contratante a igualarlo con el Estado colombiano y es una humillación a la democracia colombiana que este grupo terrorista, que ha reclutado más de 20 mil niños, que es el mayor cartel de cocaína del mundo, de tantas masacres, el Estado colombiano lo reconozca de igual a igual para no hablar hoy del tema de los militares que es otra humillación.

Entonces, ¿qué nos toca Hassan? Resistencia civil, pública, pacífica, argumentada, persistente, avanzar en eso.

LA F.M. Expresidente Uribe, le he hecho esta pregunta a todos nuestros entrevistados a los que tienen alguna crítica a lo pactado en La Habana, preguntándoles ¿y entonces si no es así, cómo? cómo garantizarle a un grupo armado ilegal que negocia con el Estado que cuando pacte algo de verdad se le va a cumplir, porque hay en la historia de nuestro país múltiples casos de incumplimiento de los compromisos, entonces es posible que llegue 2018, qué se yo, hay gente que dice puede llegar el Centro Democrático o un partido que no está de acuerdo con lo pactado e incumplir a las Farc lo que se firme, entonces ¿cómo blindarlo si no es así, cómo?

Álvaro Uribe Vélez: Mire, mientras no haya justicia esto no queda blindado. Pueden inventar el mecanismo que quieran y mientras no haya justicia, en cualquier momento posterior, se puede activar la competencia de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional. Y mire lo que pasó en Chile, en Argentina, todo el mundo pensó que con esas leyes de punto final, esos acuerdos quedaban blindados y los tuvieron que derogar. En El Salvador, inclusive muchos colombianos que participaron en los acuerdos de El Salvador dijeron que quedaban blindados con la Ley de 1992, tan no quedaron blindados que esa ley la han inaplicado. Aquí se pueden inventar lo que quieran y aquí hay tres o cuatro temas.

Primero, sin justicia, hagan lo que hagan no quedan blindados.

Segundo, sin reparación adecuada a las víctimas, hagan lo que quieran no quedan blindados. Y aquí no hay reparación a las víctimas, las Farc no ponen un peso para reparar a las víctimas, pero además no se les da a las víctimas el derecho de la no repetición de la violencia porque esto estimula más violencia.

Y, entonces, al pueblo colombiano el Gobierno Santos le está haciendo una trampa. Digamos que Santos gane todo porque él impone esto ahora en el Congreso, que haga el plebiscito, sobre lo cual no se habló ayer, que lo gane el Gobierno, etcétera, que imponga todo este atropello, esta trampa a la democracia, aquí puede llegar un Gobierno y por un procedimiento popular legítimo desconocer esto. Si en Argentina y Chile derogaron las leyes de punto final que parecían intangibles y las inaplican en El Salvador, ¿por qué le van a negar al pueblo colombiano el derecho a desconocer una trampa jurídica que simplemente permite legalizar a uno de los mayores grupos terroristas del mundo? ¡Es la hora de la resistencia de los colombianos a esta tropelía!

Diego Bonilla: Expresidente precisamente quiero preguntarle por ese tema, ustedes califican este acuerdo como un Golpe de Estado a la democracia e insisten nuevamente el tema de la resistencia civil, un término que ha generado polémica, para algunos sectores bélicos, para el Gobierno algo delirante, ¿cuál es el paso a seguir con esta resistencia que ustedes están convocando?

Álvaro Uribe Vélez: Todo adjetivo que utilice el Gobierno contra nosotros le vamos a responder con argumentos. Yo estaba en estos días repasando a Habermas, filósofo, jurista, sociólogo, alemán, en el tema de los instrumentos que se deben respetar en la democracia para la expresión de los disidentes. Habermas habla la desobediencia porque las democracias, según él, son inacabadas. Yo diría que aquí lo que tenemos es una acción del Gobierno y de las Farc para destruir la democracia. O sea, si esos instrumentos de resistencia desobediencia los justifican porque las democracias son inacabadas, ¿cuánto más justificación tiene cuando se pretende destruir a la democracia?

Habermas dice que la democracia es un conjunto de círculos concéntricos, aquí hemos visto que el circulito del poder se ha confabulado con el grupo terrorista Farc para desconocer los círculos alejados del poder en la democracia. En nuestro círculo, el pueblo colombiano disidente tiene derecho a la resistencia -para que no haya dudas-, pública, esto es nunca clandestina; argumentada, esto es que lo que nos dijo el Ministro que nos dijo delirantes, contestémosle con un argumento; tercero, pacífica, vamos a los hechos, recuerde cómo fueron las marchas en las que participó el Centro Democrático y tantos sectores de opinión.

Los ingleses decían hace mil años que no hay nada mejor que una gráfica, una imagen, yo los invito a esa imagen de cómo fueron las marchas, no se hizo un rasguño en las paredes de Colombia, no hubo vandalismo, los jóvenes después recogieron las basuras que habían quedado en la Plaza de Bolívar, esto indica que hay una resistencia civil pacífica, argumentada, persistente. Si ahora perdemos una batalla, persistiremos hasta liberar al pueblo colombiano de esta tropelía, mediante la cual el Gobierno legitima al grupo terrorista Farc.

Yamit Palacio: Expresidente aquí en LA FM, nos gusta citar las preguntas de nuestros oyentes a través de Twitter y por ejemplo, Eduardo le quiere decir lo siguiente: Que recuerde Uribe que no nos convocó para el proceso de paz con las autodefensas, ya nos comimos el sapo de las AUC, pues ahora por qué no nos vamos a comer el sapo de las Farc, ¿usted qué le responde a ese oyente?

Álvaro Uribe Vélez: Eduardo, es muy fácil. Primero la Ley de Justicia, paz y Reparación de nuestro Gobierno se aplicó por igual a paramilitares y a guerrillas; segundo, nosotros no negociamos la agenda nacional, aquí la negocian; tercero, hubo unos beneficios como reducción de penas, pero no hubo esta impunidad que permite que no vayan un solo día a la cárcel; cuarto, nosotros no reformamos las normas que prohibían la elegibilidad política a los delincuentes. Entonces, son incomparables los casos. En aquel caso, en la Ley de Justicia, Paz y Reparación hubo un gran balance entre paz y justicia, ahora lo que hay es una entrega a las Farc.

 

(Fin)