¡El rearme oficial de las Farc!

Fecha

Bogotá, 15 de junio de 2017

Autor

Prensa Centro Democrático

Bogotá, 15 de junio de 2017 (CD). En sesiones conjuntas de comisiones primeras, el senador Alfredo Rangel señaló que en verdad lo que se pretendía hacer era rearmar a un grupo que no se ha desarmado y mantener movilizado a un grupo que no se ha desmovilizado; a un grupo que no se va a desarmar completamente ni se va a desmovilizar completamente.

 

Indicó Rangel que es falso que el proceso de desarme se esté desarrollando tal y como fue pactado porque según el acuerdo, el día D+10, las Farc debieron entregar toda la información de las caletas, y no lo hicieron y que era el día 11 de diciembre del año pasado cuando las Farc tenían que entregar toda la información sobre sus caletas.

 

“No hubo tal información y el Gobierno miró para otro lado, se hizo el de la vista gorda y pasó de agache. Y según los términos del acuerdo, todas las caletas han debido ser registradas y revisadas el día 1 de mayo de 2017 y nada de eso ha sucedido”, dijo el Senador.

 

Mostró igualmente que fue hasta que el Ejército Nacional empezó a descubrir las caletas, con un promedio de 60 armas en cada caleta, que las Farc salieron a decir que tenían 948 caletas y contarían dónde están. Y que ha habido un incumplimiento flagrante y a la luz del día, de los compromisos sobre el desarme. Dijo además, que haciendo un cálculo muy somero, se podría concluir que las Farc van a entregar la tercera parte de sus armas: solamente una de cada tres.

 

Rangel expresó que la ONU y el Gobierno difunden ante la opinión pública que el proceso va viento en popa porque ya se entregó el 60 por ciento de las armas, considerando que el 100 por ciento eran 7 mil fusiles que habían sido registrados por la ONU, 7 mil armas de 34 mil que ahora están en poder de las Farc, es decir, una cuarta parte de las armas va a ser entregada, la otra, no. Es decir, desarme no va a haber, expresó en Comisiones primeras conjuntas el senador Rangel.

 

“¿Fuera de ello se sabe que hay 7 mil guerrilleros que se van a desmovilizar que están concentrados en las zonas, ya se fugaron 400 pero quedémonos con esa cifra, y hay 6 mil milicianos, pero solamente se informa de que se van a desmovilizar 3 mil y los otros 3 mil?”.

 

Rangel indicó que por lo menos 3.000 milicianos se van a quedar por lo menos con 300 armas. Y adicionalmente lo que quiere hacer este proyecto es armar a 1.200 miembros de las Farc con armas del Estado. “¡Excelente! No se desarman, no se desmovilizan y el Estado los rearma y los mantiene movilizados. Y para eso le piden al pueblo un esfuerzo fiscal enorme para mantener a un grupo paramilitar que se está gestando al interior del Estado”.

 

Igualmente, añadió Rangel que los guerrilleros van a pasar de guerrilleros a paramilitares y que en sí la reinserción sería por la vía de conformar un grupo paramilitar infiltrado dentro del Estado, un organismo de seguridad dentro del Estado donde van a tener acceso efectivamente a toda la información de una enorme cantidad de colombianos que tienen ese servicio de la Unidad de Protección porque tienen situaciones de riesgo, información que van a ser conocidas por este grupo paramilitar reinsertado y todo esto subsidiado por los colombianos adicional a la enorme cantidad de gastos fiscales que le va a demandar esta desmovilización al país, “gastos asignados a un grupo que tiene millones de millones de pesos, producto de su negocio del narcotráfico con cualquier cantidad de propiedades…”, expresó el Senador.  

 

“Gastos asignados a un grupo que tiene millones de millones de pesos, producto de su negocio del narcotráfico con cualquier cantidad de propiedades…”.

En su debate, el senador Alfredo Rangel vaticino un posible resultado y es que un grupo de 1.200 guerrilleros de las Farc, uno de cada 6 se va a mantener armado y movilizado porque, según expresó, ellos tienen estructuras jerárquicas que van a mantener como lo han dicho en algunos de sus discursos.

 

“Ellos van a mantener a esos 1.200 reinsertados como conjunto paramilitar, no van a depender solamente de la jerarquía de la Unidad Nacional de Protección sino de su propia organización y van a responder a los ligamientos de su propia organización, osea de las Farc, como partido político y como grupo que no se ha desarmado totalmente. Un grupo armado por el estado y financiado por el estado y que va a seguir siendo dirigido por las Farc”.

 

El senador Rangel explicó que las personas de las Farc no son como cualquier colombiano. Son colombianos que han asesinado, secuestrado, violado. “Esos 1.200 colombianos van a cuidar 5.000 que también han asesinado, secuestrado, violado, ¡bonito esquema de reintegración!”. Asimismo, señaló que los organismos del Estado quedan en un absoluto limbo y que lo que se está legitimando es que la Fuerza Pública no es creíble, que la Fuerza Pública no merece ningún tributo y que hay que realizar un grupo paramilitar para darle protección a los anteriores criminales que se han de desmovilizar. “Ese es el golpe contra la legitimidad, la confianza y la credibilidad de las instituciones de seguridad del Estado creando este grupo paramilitar”, señaló finalmente el senador Alfredo Rangel.  

 

(Fin)