Pronunciamiento del senador Honorio Henríquez, del Centro Democrático, sobre primer debate de la Reforma Pensional en la Comisión Séptima de Senado

“Me dirijo a ustedes con un profundo sentido de preocupación, nuestro actuar siempre va enmarcado en la coherencia y en beneficio de los colombianos.

Los senadores Alirio Barrera y Honorio Henríquez nos hemos retirado de la sesión de hoy, martes 13 de junio, en la cual se discute la Reforma Pensional y reiteramos nuestro voto negativo.

Consideramos que esta reforma aumenta la edad para que mujeres y hombres puedan acceder al subsidio de pensión.

Como senador de la República, es nuestro deber defender los derechos de los colombianos. A pesar de nuestro esfuerzo y aportes, a lo largo de las mesas técnicas, no hemos logrado ser escuchados y que se tengan en cuenta nuestras proposiciones en los aspectos más críticos, motivo por el cual, debo ratificar nuestro voto negativo.

1.Una de las principales razones por las que me opongo a esta reforma es que no incentiva el ahorro para la vejez de todos los trabajadores.

¿Qué le está diciendo esta reforma a quienes reciben menos de 3 SMLMV?

No ahorre, eso es solo para quienes ganan más de 3 salarios.

Esta reforma aumentará la brecha entre ricos y pobres. Los que devengan entre 1 y 3 salarios mínimos, no pueden ahorrar para su vejez, y se generará una carga insostenible para el sistema y los afectados serán aquellos que ya luchan día tras día por obtener una pensión; sueño que, nuevamente, se ve lejano para los más necesitados de Colombia.

Esta reforma afecta el crecimiento económico y la rentabilidad de los recursos de los afiliados quienes van a perder de vista el crecimiento de sus ahorros al ser trasladados a un fondo común.

Ojalá este fondo no se convierta en el “marranito” del ahorro, al que se le deposita la moneda, pero se le saca por debajo más de lo que le ingresa.

Nuestro país necesita un sistema que promueva la cultura del ahorro y que premie a aquellos que se esfuerzan por aportar para una vejez digna.

Por eso, nosotros propusimos que el umbral de aporte obligatorio a Colpensiones fuese de 1 salario mínimo, también propusimos que se administraran los recursos a través  de cuentas de ahorro individual con rendimientos a través de los fondos privados y Colpensiones a libre elección del trabajador. Ninguna aceptada.

2. Otra de las principales razones por las que me opongo a esta reforma es debido al aumento de la edad para obtener subsidios, tanto para mujeres como para hombres en el pilar solidario y en el pilar semicontributivo las mujeres pasarían de 57 a 60 años y los hombres de 62 a 65; consideramos que es inequitativo.

propusimos desde el primer día mantener las edades del programa Adulto Mayor, 57 años las mujeres y 62 para los hombres.

No aceptaron.

De hecho, siendo coherentes, nosotros presentamos el proyecto de ley de protección al Adulto Mayor

En el que propusimos que el subsidio que allí se otorga no sea inferior a la línea de pobreza que certifique el DANE, y que las mujeres a sus 57 años y los hombres a los 62, reciban el beneficio.

Ese proyecto de ley sí fue apoyado por la mayoría de los integrantes de la comisión VII, y ahora no apoyan nuestra propuesta de mantener las edades. Por eso apelamos o a su coherencia.

No aceptaron.

3. Esta reforma atenta contra la libertad de elección. Los ciudadanos ya no podrán elegir libremente su fondo de pensiones.

Si el trabajador recibe menos de 3 SMLMV, no tiene oportunidad de elegir la entidad que le administre sus aportes o recursos para su pensión.

¿Qué tan constitucional verá esto la Corte?

No podemos permitir que el Estado tome decisiones unilaterales en un asunto tan crucial como nuestra seguridad financiera en la vejez.

Por eso, nosotros propusimos que se establezca un pilar contributivo de ahorro individual, administrado por fondos privados y por Colpensiones, a través de cuentas nocionales o de ahorro.

No captaron.

4. El aumento de las cotizaciones a la clase media trabajadora afecta a quienes devenguen más de 4 SMMLV

No estamos de acuerdo con ello dada la difícil situación financiera que atraviesa el país, estamos saliendo de la pandemia del covid y sus efectos y en concreto con una inflación que supera el 13,25%.

Con esta reforma golpean el bolsillo de los colombianos.

5. Por otra parte, es lamentable que esta reforma no esté sincronizada con la reforma laboral, o más bien la reforma laboral va en contra de la pensional, y no contempla estrategias para enfrentar el desafío de frenar el desempleo y la informalidad en nuestra Nación. El Banco de la República estima que se perderán alrededor de 750 mil empleos en su implementación.

La ANIF sostiene que de ser aprobada la reforma tal y como está planteada: el alto pasivo pensional, que de por sí hoy alcanza una cifra cercana al 110% del Producto interno bruto, se duplicaría y llegaría a representar 249% del mismo.

La pregunta es. ¿Quién va a asumir ese pasivo?

Y la respuesta es sencilla y triste, serán nuestros jóvenes, a quienes con esta reforma los están endeudando anticipadamente. No estamos de acuerdo con eso.

6.Esta reforma elimina el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad, RAIS, y con ello la posibilidad que las mujeres a los 57 años y los hombres a los 62 años, se pensionen con 1.150 semanas de cotización. NO estamos de acuerdo con eliminar este beneficio.

Propusimos ofrecerles otras alternativas a los trabajadores, y que libremente, respetando derechos fundamentales, elijan pensionarse a los 62 años los hombres, con 1 salario mínimo, cuando alcancen 1150 semanas de cotización.

Y las mujeres se pensionen, con 1 salario mínimo, cuando alcancen 800 semanas a los 57 años de edad. No aceptaron.

Recordemos que desde el proyecto “por la cual se adoptan medidas para aumentar la cobertura en el sistema general de pensiones”, defendido por mi persona y el entonces Senador Álvaro Uribe Vélez, que no pudo alcanzar a ser ley por tiempos, proponíamos que con 1000 semanas se pensionaran y de esa pensión se dedujeran los aportes hasta llegar a las 1300.

7. El gobierno propone que quienes tengan 1000 semanas de cotización puedan acceder a pensionarse con la legislación anterior.

Nosotros propusimos una opción alternativa que beneficie a más personas y puedan escoger, entre 1000 semanas de cotización, o, 35 años de edad para las mujeres y 40 años de edad para los hombres. No fue aceptada.

EN CONCLUSIÓN

La reforma pensional, genera alto impacto económico en la sostenibilidad del sistema a mediano y largo plazo, afecta gravemente las libertades de los individuos, limitándoles o coaccionándoles su derecho a elegir libremente, lo que traería un reproche constitucional y pasivos pensionales altísimos que harían más gravosas las finanzas del Estado.

Yo creo firmemente en que se puede construir sobre lo construido, esta reforma nos puede llevar a un sistema insostenible, inequitativo y de baja cobertura.

El llamado es a respetar y garantizar los derechos de los colombianos a la libertad, que se produzca rentabilidad, que sea universal y sobre todo que garantice una vida digna.

El país necesita una reforma pensional que perdure en el tiempo, una reforma entendida como definió  Celso el derecho, una reforma enmarcada en “El arte de lo bueno y lo equitativo» y yo le añadiría, de lo sostenible”: senador Honorio Henríquez.