MANO FIRME, CORAZÓN GRANDE

Si Gobierno y Farc aceptan reabrir algunos capítulos como impunidad y elegibilidad, estaríamos dispuestos a participar en esa conversación