Constancia/ "Colombia no le paga a Tony Blair sus visitas al país con dinero, pero sí con información privilegiada y confidencial del Estado": Macías

Bogotá, 7 de abril de 2015 (CD). La siguiente es la constancia presentada este martes por el Senador Ernesto Macías Tovar ante la sesión Plenaria:

“El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, a través del Departamento de Planeación Nacional, ha permitido y facilitado que el Gobierno de Emiratos Árabes, mediante contratos con empresas de Tony Blair, haga negocios de Banca de Inversión en Colombia. Esa es la contraprestación para que el señor Blair haya venido tres veces al país, y la disculpa para que trajera asesores internacionales a participar en política interna, a favor del presidente Santos y en contra de sus opositores.

Denunciamos que el Gobierno Santos, a través de Planeación Nacional, firmó contratos con una de las empresas de Tony Blair, uno de ellos en 2014, con el rótulo "Estrictamente privado y confidencial", y que tenía como objeto revisar el régimen de regalías y asesorar al Gobierno en el mismo tema. Dicho contrato expresa que no es oneroso para Colombia, pero sí que un tercero debía financiarlo. Y finalmente fue financiado por Emiratos Árabes, por un valor de 30 millones de libras, es decir, $114 mil millones, aproximadamente. Dicho contrato autoriza a Tony Blair para proveer todos los contactos políticos y comerciales que sean necesarios para conseguir negocios de banca de inversión a los árabes en Colombia. Otra de las condiciones del Contrato, entre DNP y la empresa de Tony Blair, es que al terminar su vigencia, los asesores del DNP debían borrar toda la información relacionada con el mismo. “Hecho cumplido”, certificó la propia directora de la época, Tatiana Orozco. ¿Por qué exigían borrar la información? ¿Qué se quería ocultar? Sin embargo, a pesar de la premeditación, no lograron borrar todo, pues quedó el texto del contrato y las actas manuscritas, que son públicas, y en las cuales aparece la evidencia que Tony Blair no sólo tuvo acceso a información privilegiada del Estado colombiano, sino que vino a asesorar al Gobierno Santos en asuntos políticos. Faltando 81 días para la primera vuelta presidencial, se realizaron reuniones de los asesores de Blair con empresas de comunicaciones, funcionarios del DNP y expertos en comunicación internacional, la cual, según consta en actas, decía: valor agregado de visita: "Contrapeso a contradictores políticos". "Cómo aprovechar aliados políticos y cómo comunicarnos en campaña electoral". A Tony Blair “no se le paga un peso”, dijo el presidente Santos a los medios de comunicación; pero ésta es la prueba que a Blair no le pagan con dinero pero si con información privilegiada, confidencial y secreta del Estado colombiano, para favorecer intereses de extranjeros en Colombia”. (Fin)