Constancia/ Crisis del sector de hidrocarburos en Colombia: senadora Nohora Tovar

Bogotá, 26 de mayo de 2015 (CD). Constancia de la senadora Nohora Tovar en la sesión plenaria de este martes:

“Me permito dejar la siguiente constancia respecto al tema petrolero en el marco de la región de la Orinoquia, donde el 64% de la economía del Meta, Casanare y Arauca, dependen de éste sector, siendo la mayor región productora de hidrocarburos del país la Orinoquia aporta el 74,10% del total de la producción Nacional, y configura el 9% del PIB con un total de 60,05 billones de pesos.

Ahora bien, en medio del actual escenario petrolero, con unos precios a la baja, una producción que no alcanzó las metas propuestas por el propio Gobierno Nacional, me permito exponer algunas preocupaciones:

En lo Social: Ecopetrol, en solicitud de información que presenté, menciona que ha habido un aumento en puestos de trabajo del 2.76% en la Región de la Orinoquia; por otro lado, la USO y CAMPETROL proyectan despidos en miles de personas, de hecho, en una encuesta de CAMPETROL se encontró que para el año 2014 los despidos ascendieron a 4.200.

Los bloqueos e incidentes sociales entre los años 2013 y 2014, alcanzaron niveles similares a los del año 2001, con más de 950 incidentes. Una muestra de ello, son los más recientes hechos que tuvieron lugar en el municipio de Puerto Gaitán. Auténticas crisis sociales derivadas de la falta de atención a las comunidades.

Por otro lado, la alta carga impositiva insertada por el Gobierno Nacional, ocasionará que los recursos de las empresas asentadas se dirijan al pago de impuestos y no a la inversión en los campos productivos y mano de obra, lo que afectará los niveles de producción y empleo, que a mediano y a largo plazo, afectará la generación de las regalías para la región, desfinanciado proyectos en los departamentos y municipios, especialmente en las regiones productoras.

Termino diciendo, la crisis del sector de hidrocarburos en Colombia no se la pueden adjudicar toda a la caída del precio del petróleo, puesto que, se han presentado omisiones en la gestión de impactos sociales, ha habido descuido de la seguridad permitiendo la acción de grupos armados contra la infraestructura, ha faltado seguridad jurídica para la inversión que viene disminuyendo y ha habido negligencia del Gobierno Nacional en el trazamiento de la política petrolera para el futuro, y por tanto, de las regiones que tienen su sustento en un recurso que se agota”.

(Fin)