Constancia/ Los acuerdos de paz no se miden por intenciones, se miden por hechos: Margarita Restrepo

 

  • No merece ninguna credibilidad una organización que dice encontrarse en un proceso de paz y mientras tanto planifica y ejecuta acciones terroristas.

Bogotá, 15 de abril de 2015 (CD). El siguiente es el texto de la constancia radicada por la Representante por Antioquia ante la Plenaria de Cámara:

 “Hoy nos despertamos con la dolorosa noticia del homicidio de 11 soldados de la Patria por parte de una cuadrilla de la banda narco terrorista de las Farc que opera en el departamento del Cauca.

No son los primeros ni serán los últimos miembros de la Fuerza Pública asesinados durante la supuesta tregua declarada por la cúpula mafiosa de las Farc y por parte de este acuerdo engañoso que nos han prometido.

Acá, los enemigos de la paz son esos delincuentes de las Farc. Llevan 60 años generando sufrimiento al pueblo colombiano, llevan décadas utilizando las páginas de los libros de la teoría comunista para envolver los paquetes de cocaína.

Esta semana, como gran cosa, anunciaron que desvincularían a los niños menores de 13 años reclutados forzosamente y que mantienen en el monte. Se los digo con toda la verticalidad: Ellos tienen que devolver ya mismo, sin demora ninguna el cien por ciento de los menores de 18 años que tienen en la selva forzadamente.

Estamos cansados, que nos prometan cosas y no nos cumplan. Los acuerdos de paz no se miden por intenciones, se miden por hechos.

Los enemigos de la paz en Colombia son los narcotraficantes de las Farc. No merece ninguna credibilidad una organización que dice encontrarse en un proceso de paz y mientras tanto planifica y ejecuta acciones terroristas como hoy lo han hecho con nuestros 11 soldados.

Colombia está de luto por el asesinato de nuestros soldados. Y el luto se agudiza cuando se escuchan voces que de alguna manera buscan restarle importancia a semejante atrocidad.

Se los digo a aquellos que creen que hablándoles con compasión, respeto y admiración a las Farc esa banda de asesinos va a corregir su comportamiento. Todo lo contrario. En el código genético de esos sujetos está inscrita la predisposición al delito y no han mostrado ningún compromiso con esas negociaciones supuestas en La Habana”.

(FIN)