Constancia/ Representante Regina Zuluaga solicita acompañamiento internacional para garantizar transparencia en próximas elecciones regionales

Bogotá, 3 de junio de 2015 (CD). El siguiente es el texto de la constancia radicada por la Representante Regina Zuluaga durante la sesión plenaria de Cámara, mediante la cual expresa su preocupación por los diferentes fenómenos que se pueden presentar y afectar el buen curso del proceso electoral del próximo mes de octubre.

“En mi calidad de Representante a la Cámara por el departamento de Antioquia y militante del Centro Democrático, quiero expresar ante esta Corporación Legislativa en la tarde de hoy, la enorme preocupación por las circunstancias de tipo electoral que se están presentando en varios municipios de Colombia, en relación al desmedido y alto índice de INSCRIPCIONES DE CEDULAS , por parte de diferentes ciudadanos interesados en participar en las próximas elecciones de cuerpos colegiados del 25 de octubre del presente año.

Dicho fenómeno no es nuevo en diferentes regiones de nuestro país, cada vez que se acercan las jornadas electorales para elegir a los representantes del pueblo en las jornadas democráticas que se llevan a cabo.

La inquietud que han expresado varias agrupaciones políticas, algunos estamentos gubernamentales y la Misión de Observación Electoral MOE, no dejan de preocupar, toda vez que algunos departamentos como el Meta, Cesar, Santander, Boyacá, La Guajira y especialmente nuestro departamento de Antioquia, registran casos de mayor números de inscripción de cedulas, que repercuten de manera peligrosa y perturbadora la realidad democrática y electoral de un determinado territorio, pretendiendo nuevamente dominar las mafias corruptas y desestabilizantes de la voluntad popular al hacerse al manejo de la cosa pública, en detrimento de los sanos intereses de la mayor parte de la ciudadanía honrada que habitan en esos lugares.

De hecho, en anteriores oportunidades en donde se han presentado estos hechos repudiables, y ante la pasividad de las autoridades del orden nacional, departamental y municipal, dichos actores ilegales a través del fraude, se ha alzado con las administraciones locales, con las consecuencias conocidas por todos, en donde el gran perdedor es la inmensa mayoría de los ciudadanos, testigos todos de la podredumbre de esas administraciones y del retroceso de los municipios afectados por estos delitos electorales.

El registro de casi un centenar de municipios de Colombia con esta amenaza latente, debe llamar la atención de los Partidos y Movimientos Políticos con asiento en la Cámara de Representantes y en especial del Consejo Nacional Electoral, de la Registraduría Nacional del Estado Civil, de los Organismos de Inteligencia de la Policía Nacional, del Ejército Nacional , de la Fiscalía y Procuraduría General de la Nación , de la Defensoría del Pueblo y los demás entes sociales , gremiales, estudiantiles, afectados por este intento de burla de nuestra democracia.

Es de importancia recabar el respaldo de esta célula legislativa para que se den todas las garantías a los ciudadanos en la libre, limpia y democrática jornada de elegir a las personas decentes que merezcan ese respaldo popular, sin más cortapisas que los buenos perfiles, propuestas y trayectorias personales, que permitan tener en una administración, a los más capaces, honrados y con una verdadera vocación de servicio a la comunidad.

La desmedida inscripción de cédulas por parte de personas que se prestan para estas irregularidades, están sembrando dudas a importantes regiones de mi querido departamento de Antioquia, como Guatapé, Vigía del Fuerte, Buriticá, San Francisco, Yondó y Alejandría, por lo que desde ya y aprovechando este escenario de la democracia; solicito de manera rápida una intervención de los entes de Control y en especial a la Delegación Departamental de la Registraduría Nacional del Estado Civil en Antioquia, a los Registradores Municipales de los lugares mencionados, para que hagan cumplir el Código Nacional Electoral, el Código Penal y se anulen todas las inscripciones de las cédulas de personas que no acreditan los requisitos de ley para tomar parte de las jornadas electorales que se avecinan.

Vale la pena, que desde esta tribuna legislativa y ante la pasividad del Gobierno Nacional, en cabeza de los Ministerios del Interior, de Justicia y del Derecho y de Defensa Nacional; solicitemos un acompañamiento de los organismos internacionales como el observatorio electoral de la O.E.A, el Centro de Pensamiento del Sr. Expresidente Carter, u otros que nos den garantía y seriedad para la realización de una verdadera jornada electoral, limpia y por fuera de los fenómenos conocidos, que hacen de nuestra democracia un ejercicio imperfecto y lleno de vacíos de todo orden, desdibujando el verdadero principio de una Democracia Participativa.

El ejemplo claro y reciente lo vivió el país, en la pasada jornada electoral para elegir miembros del Congreso Nacional el 11 de marzo de 2.014, en donde en varios lugares de nuestro territorio el Partido Centro Democrático demostró varias inconsistencias de tipo electoral y numérico, que nos impidió tener una mayor representación en el Congreso de la República, sin mayores repercusiones en los órganos electorales.

En razón a lo anterior, cabe preguntarnos: ¿cuáles son las medidas adoptadas por el Gobierno del Sr. Presidente Santos, para hacerle de frente a este grave problema, que afecta de manera diciente nuestro quehacer Democrático?

¿Qué medidas van a tomar el Gobierno Nacional y los demás entes comprometidos en estos temas, para detener las mafias electorales de todo tipo en las regiones mencionadas?

¿Qué planes de contingencia tienen los organismos electorales para la pronta investigación y la depuración del censo electoral, disponible para los ciudadanos el día 25 de octubre del año en curso?”.

(FIN)