Constancia/ La palabra del Presidente es lo más devaluado que existe hoy en Colombia: Carlos Felipe Mejía

 Bogotá, 8 de septiembre de 2015 (CD)Constancia presentada este martes por el senador Carlos Felipe Mejía en la sesión plenaria:

 

“Nuevamente  en torno a este proceso de paz, los anuncios y pronunciamientos del Presidente Santos, nunca corresponden con lo que realmente se acuerda, se decide o se promete. La palabra del Presidente es lo más devaluado que existe hoy en Colombia,  no solo no cumple ninguna de sus promesas de campaña, sino que ya tiene hastiado al pueblo colombiano, con sus rectificaciones o retrocesos de los cuales se enorgullece, sino también con sus continuos globos al aire con los que habitualmente pretende manejar a la opinión pública, que en realidad lo que hace es desconocerla ante la poca favorabilidad entre otras cosas por los fracasados  diálogos en La Habana.

 

Con el famoso borrador o pre-borrador de proyecto de acto legislativo anunciado ayer para presentar próximamente, las Farc vuelven a obtener un triunfo en estas negociaciones y el Gobierno nuevamente se echa para atrás sin importar su incoherencia. Ese proyecto sería el entierro definitivo del Marco Jurídico para la Paz, durante tanto tiempo defendido por la Unidad Nacional en este Congreso, y atacado simultáneamente por las Farc, quienes ponían como condición para los acuerdos desestimar este marco jurídico.

 

El Congreso en al año 2012 creó con este Marco Jurídico los  instrumentos de justicia transicional para facilitar la terminación del conflicto armado y creaba las bases para que mediante ley estatutaria se establecieran los mecanismos de justicia, verdad y reparación, tanto para guerrilleros, paramilitares y miembros de la fuerza pública y agentes del Estado. Además excluía la posibilidad de participación en política de quienes hubieran cometido crímenes de lesa humanidad  de manera sistemática. Ahora las farc tendrían iniciativa o voto en la elaboración leyes o decretos en la comisión legislativa de paz, que les permitan lograr impunidad, otorgar atribuciones de carácter judicial a la llamada Comisión de la Verdad y mucho me temo definir las características de las circunscripciones especiales de paz o zonas de reserva campesina, tan peligrosas hoy en medio de las diferencias en las fronteras. Es decir los narco terroristas de las Farc van a co legislar armados.

 

Pero el colmo del engaño y del cinismo del Presidente, es el de la refrendación popular de los acuerdos, ahora el Fiscal y el Presidente están de acuerdo o siempre lo han estado, en desconocer a la opinión democrática de los colombianos. Según lo anunciado, el proyecto de acto legislativo busca crear un congresito, cada día que pasa lo niegan o le cambian de nombre, pero lo cierto es que el Presidente traiciona nuevamente al pueblo colombiano, pues los anuncios en campaña reeleccionista de que los acuerdos serían avalados por el pueblo colombiano mediante referendo eran simples promesas de campaña; ahora dice que la refrendación sería un suicidio. Es decir, como la opinión pública no aprobaría los acuerdos, entonces hay que imponerlos, mediante una mayoría existente hoy en el Congreso y aumentada con los nuevos legisladores de las Farc. Esta si es la mayor afrenta a la democracia, desconocer las decisiones populares mediante los mecanismos de participación ciudadana que establece hoy la Constitución. Esto aumenta más la confusión y definitivamente la ausente de este proceso siempre es la verdad. Mientras Maduro prepara un autogolpe, maltratando Colombianos; Santos prepara otro para entregarle la Patria al narco terrorismo”.

 

(Fin)