Centro Democrático deja constancia de sus desacuerdos sobre lo que se acaba de aprobar en equilibrio de poderes

Bogotá, 29 de abril de 2015 (CD). En momentos en que la plenaria del Senado le dio su aprobación, en sexto debate, al proyecto de reforma constitucional de equilibrio de poderes, el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez radicó una constancia en la que expuso los desacuerdos del Centro Democrático.

El siguiente es el texto de la constancia:

"Gracias señor Presidente, quisiera dejar una constancia sobre algunos puntos.

Primero, unos puntos de cortesía y de respeto.

Segundo,  unos puntos del Centro Democrático sobre el proyecto y tercero sobre algunos comentarios que refieren a mi condición de expresidente, senador activo frente a la justicia, que me ve obligado porque se han hecho en este recinto.

En primer lugar ofrezco disculpas a la señora vicepresidente que no la mencione cuando me referí al  Presidente y al primer vicepresidente.

En segundo lugar tengo que decir que nuestra lista cerrada al Congreso de la República trajo líderes populares muy importantes, en esta oportunidad menciono a Ernesto Macías y al senador Carlos Felipe Mejía. ¿Por qué? Porque ellos se han visto relacionados con este tema que ha ocurrido con la mesa directiva y que esperamos quede totalmente superado.

En tercer lugar nosotros reconocemos el esfuerzo de la Unidad Nacional por este proyecto, de otros partidos del Gobierno y yo tengo que destacar el apoyo que para discutir estos temas dieron mis compañeros senadores en la Comisión Primera y aquí, encabezados por Paloma Valencia, Jaime Amín, José Obdulio Gaviria, el doctor Alfredo Rangel, quienes nos representan en la Comisión Primera.

¿Por qué estamos en desacuerdo con el proyecto? El doctor Iván Duque, senador de la República dijo como lo que aquí se presentó como el componente de reforma política de este proyecto, no es reforma política es para dejar las cosas como están.

Yo no quiero agregar a la brillante argumentación que él dio, simplemente digo cómo se va a manejar la lista paritaria con las mujeres en la lista abierta.

He hecho dos preguntas aquí y no hay claridad, le dije a algunos, entonces si una lista saca diez curules se reparten cinco entre las mayores votaciones de mujeres y cinco entre las mayores votaciones de varones y no hay claridad.

Son unos temas que están generando mucha confusión.

En segundo lugar, el Centro Democrático anticipa su preocupación por lo que puede ser el tema de la Contraloría General de la Nación. Hoy se discute entre tres que llegan aquí de diferente origen mañana se puede discutir entre varios, muchos que llegan de origen parlamentario y nos parece que eso va a contribuir aún más a la introducción de la pequeña politiquería en la Contraloría, si hay una lista de diez elegibles cada bancada puede sentirse dueña de uno de esos elegibles.

Sobre las contralorías regionales, simplemente, se quitó el origen de los tribunales, se le da libertad con una carta de intención a las asambleas y concejos pero no hay garantía de una escogencia objetiva.

Sobre la administración de Justicia, además de compleja, el Centro Democrático anticipa su preocupación por lo que puede ser una rebatiña por el presupuesto de la Justicia, dada la composición de la Junta Administradora, además originada en las cortes y la autonomía de la Justicia no es para que las cortes determinen la Junta que administra los recursos.

En el Estado de Derecho finalmente hay un poder de los poderes, pero ningún poder puede quedar con impunidad.

En esta reforma se ratifica que la Corte Constitucional es el poder de los poderes, pero no es conveniente que se mantengan y se afiancen unas condiciones de impunidad de la Corte Suprema de Justicia.

Además, haremos nuevamente nuestra observación por intermedio del senador Alfredo Rangel sobre la inconveniencia de que la Corte Constitucional sea la que dirima los conflictos de competencia entre la Justicia Penal Militar y la Justicia Ordinaria.

Mi situación ante la Justicia como expresidente y senador activo. Me veo obligado a hacer este comentario por los comentarios que aquí se hicieron. Primero, yo respeto a los senadores empezando por el respeto a los de mi bancada. Nadie escuchó de mis labios un comentario sobre cómo debería reformarse la Comisión de Acusaciones, yo me declaré impedido y cumplí el impedimento en la plenaria y afuera.

Segundo, cuando a mí me eligieron Senador muchos me aconsejaron que no me posesionara porque perdía el fuero. A riesgo de cualquier interpretación subjetiva y sesgada por cumplir una regla de honor con el país me posesioné.

Yo creo que los hechos demuestran que yo no he estado buscando impunidad.

Finalmente, esto y me choca porque no veo al incumbente y no me gusta decir cosas cuando aquel que se puede sentir aludido no esté presente: yo también trabajé en la empresa de servicios públicos de mi ciudad, pero nunca hubo motivos para que me acusaran de estar confabulado con terroristas para destruir esa empresa.

Gracias señor Presidente".

(FIN)