Constancia/ "Suspensión de glifosato, ¿imposición de las FARC al Gobierno?": senador Daniel Cabrales

Bogotá, 12 de mayo de 2015 (CD). En el documento, el Senador Daniel Cabrales expresa su preocupación con respecto al actuar ilógico y poco transparente del Gobierno Nacional frente a la suspensión de las fumigaciones de cultivos ilícitos con glifosato. En la constancia presentada en la plenaria del Senado este martes, Cabrales también hizo un llamado a los congresistas y al Gobierno Nacional, quien no permitió un plan para el alivio de la situación del sector agrícola en el país, para crear conciencia de las decisiones de interés político que está tomando este Gobierno y que afectan de manera directa a los agricultores de la Nación. En medio de su intervención el senador Cabrales cuestionó frente la suspensión de la fumigación con glifosato a cultivos ilícitos: “¿Será que a los únicos que les da cáncer es a los clientes de los cultivos de coca de las FARC? ¿Suspensión de fumigación con glifosato a cultivos no lícitos será imposición de FARC a Gobierno Nacional?”. Ver texto de la Constancia: “En mi calidad de Senador de la República, quisiera dejar constancia de mi preocupación sobre algunos temas en particular que perjudican al sector agrícola. Es de conocimiento general que el Presidente de la República ha decidido acabar de manera transitoria la aspersión aérea con glifosato desde el próximo mes de octubre. Lo preocupante de esta situación no es solo el retroceso que ésta decisión implicaría en los avances que desde el 2008 se tiene en la erradicación de cultivos ilícitos, sino que como el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI) lo evidencia, en 2013 la aspersión aérea fue más efectiva, representando una erradicación total de 47.053 hectáreas de cultivos ilícitos, equivalente al doble de hectáreas erradicadas de forma manual (22.056 hectáreas). En los últimos días el Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dejo en evidencia su preocupación por los resultados mostrados por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, donde se señala este herbicida como un posible cancerígeno, sin evidenciar pruebas contundentes; por esta razón, manifestó su apoyo a la decisión tomada por el Presidente de la Republica. Sin embargo, nos cuestionamos las razones por las cuales el ministro apoya esta decisión, ya que si su verdadero interés fuera velar por la salud de los colombianos, no entendemos por qué en diferentes cultivos agrícolas como maíz, algodón y caña de azúcar, para los cuales el glifosato es un insumo importante en la producción, no se piensa en tomar medidas regulatorias. Por otro lado, quisiera dar a conocer una situación que afecta no solo a los agricultores de mi región si no al país entero. El Gobierno Nacional se negó a conceder a los agricultores un plan a 10 años para reactivar el posible acceso a créditos y alivio de deudas, lo que permitiría apoyar aquellos agricultores que durante los últimos años han tenido que enfrentar pérdidas dando lugar a procesos de embargo y remates de tierras e insumos. Sin una ayuda económica para estos agricultores, la disminución en la generación de empleo es inevitable, ya que el área de siembra se ve reducida y los insumos para la producción serán menores, lo que traerá a las regiones rurales todas las consecuencias negativas de la falta de empleo. Por lo anterior, hago un llamado a la Plenaria de Senado y al Gobierno Nacional, para crear conciencia de las decisiones de interés político que este Gobierno está tomando y que afectan de manera directa a los agricultores de nuestra Nación”. (Fin)