Electricaribe sigue incumpliendo y vulnerando derechos de los usuarios en la Región Caribe

Bogotá, junio 9 de 2015 (CD). Esta es la constancia radicada este martes por el Senador Honorio Henríquez frente a las permanentes fallas en el servicio de energía, por parte de la empresa Electricaribe: “Me permito hacer un llamado, ante esta honorable plenaria del Senado, sobre la vulneración permanente de los derechos a los usuarios por parte de la empresa de energía Electricaribe. Es inaceptable lo que debemos padecer los magdalenenses y habitantes de los diferentes departamentos de la Costa Caribe por cuenta de la ineficiencia en la prestación del servicio de energía eléctrica por parte de Electricaribe. Los abusos en los cobros, reconexiones no autorizadas, doble facturación, fluctuaciones de voltaje, transformadores en pésimo estado, amenazas constantes con corte del servicio (anticipadamente) e instalación de medidores sin claridad jurídica, hacen parte de una serie de atropellos de la empresa hacia los usuarios. Un ejemplo de ello, fue lo sucedido el pasado sábado 30 de mayo cuando por una leve lluvia se produjo una falla en todo el sistema eléctrico de la ciudad de Santa Marta, trayendo como consecuencia un corte en el suministro de luz y la quema de cientos de electrodomésticos. Como resultado de ello, residentes de diferentes barrios como el María Eugenia, Corea y Primero de Mayo realizaron protestas por las fallas presentadas, bloqueando vías y generando caos en la movilidad de la ciudad. El día de ayer habitantes de Tasajera y Puebloviejo se tomaron, por más de 6 horas, la vía que de Barranquilla conduce a Santa Marta como protesta por el mal servicio de energía de Electricaribe, ya que no cuentan con fluido eléctrico desde la tarde del pasado viernes 5 de junio. Por otro lado, hace 3 ó 4 años se han venido instalando redes trenzadas eliminando los medidores tradicionales en la mayoría de los sectores de la ciudad. Esto ha originado la eliminación de la lectura física limitándola a una lectura hecha por la empresa a través de internet, donde el usuario desconoce el consumo. Ello ha generando un disparo en los consumos y cobros elevados en las facturas entre 45% y 60%, donde éstas pasan de 180 mil pesos a 300 mil, afectando así la economía familiar de los ciudadanos. Adicionalmente, de acuerdo a denuncia ciudadana, Electricaribe cambia los medidores en las casa bajo el argumento de un avance tecnológico; dichos medidores no presentan factura, certificado de calibración ni garantía. Después de 15 días de instalados expide recibos, de hasta 3 millones de pesos, argumentado supuesta energía dejada de facturar. Por ello, rechazo y solicito intervención de la Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo y la Personería, de la Superintendencia de Servicios Públicos requiriendo a Electricaribe acciones correctivas y exigiendo que se subsanen de manera inmediata las situaciones irregulares y de los diferentes entes de control del Gobierno para que aseguren soluciones concretas a las comunidades afectadas”. (Fin)