Bogotá, marzo 9 del 2020

Personas y organizaciones, en su mayoría vinculadas con la izquierda colombiana, están desarrollando en los últimos meses, otra estrategia organizada, coordinada, agresiva  y persistente, contra el Gobierno del presidente Iván Duque, contra el Senador Álvaro Uribe Vélez y contra el Centro Democrático, con el apoyo de periodistas y medios de comunicación, nacionales y extranjeros, que participan intensivamente en redes sociales.

Hemos enfrentado dicha ofensiva, con serenidad y prudencia, porque no tenemos incertidumbres ni duda alguna acerca de la pulcritud, transparencia y legalidad de todas nuestras actuaciones pasadas y presentes.

El envilecimiento del discurso público, la infamia y la calumnia como herramienta política, el uso del ámbito judicial como fuente de desprestigio, son amenazas muy graves contra nuestra institucionalidad y contra la democracia. Es algo que debe mover a la reflexión y a la acción a los colombianos de todas las creencias e ideologías porque, en definitiva, nos afecta a todos.