La SAC respalda el programa agropecuario del candidato presidencial Iván Duque

Bogotá, 5 de junio de 2018.- La Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) respalda el programa agropecuario presentado por la campaña del candidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque.

 

“El mejor programa agropecuario de gobierno para la ruralidad de Colombia es el del candidato Iván Duque”, expresa el gremio en un comunicado de prensa, presentado a la opinión pública este martes.

 

El siguiente es el texto del comunicado de la SAC:

 

El mejor programa agropecuario de gobierno para la ruralidad de Colombia es el del candidato Iván Duque: SAC

 

  • De cara a las elecciones presidenciales del próximo 17 de junio, la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, reitera su visión sobre la política rural que necesita el campo colombiano en el periodo 2018-2022, y comparte su evaluación del programa agropecuario de los candidatos.

 

  • Gremios afiliados a la SAC: Fedepanela, Fedecacao, Asbama, Augura, Asocolflores, Asohofrucol, Fedepapa, PorkColombia, Fedearroz, Fenavi, Asocaña, Fedepalma, Asoleche, Fedeacua, Procaña, Conalgodon, Acosemillas, Cámara de Procultivos, Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle, y la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia.

 

 

Bogotá, 5 de junio de 2018 – Bogotá, junio 05 de 2018. En medio de la actual coyuntura política que vive el país, por la elección del próximo presidente de los colombianos, la Junta Directiva de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, máxima asociación gremial agropecuaria en el país, reitera su visión sobre los elementos de política rural que necesita el campo colombiano, y comparte su evaluación del programa agropecuario de los candidatos a la Presidencia de la República.

 

La SAC reitera algunos de los aspectos fundamentales para el desarrollo rural de Colombia en los próximos cuatro años:

 

  1. La rentabilidad del campo: Para la SAC el próximo gobierno deberá facilitar la transformación de los productores para que su cercanía a los consumidores y la empresarización sean sinónimo de rentabilidad. El fomento de la asociatividad con otros actores del sector, la integración vertical, la reducción de la intermediación, y el acceso fácil y directo al crédito son algunas de las herramientas necesarias para que los campesinos y medianos productores sean rentables, tengan un mejor nivel de vida y puedan diversificar la oferta exportable de nuestro país.
  2. La seguridad jurídica de la propiedad rural: Una condición para que el campo sea fuente de generación de ingresos, inversión y empleo formal es la seguridad jurídica de la propiedad rural. Para la SAC el nuevo Gobierno deberá establecer un régimen de propiedad y uso del suelo basado en información precisa y con reglas claras y estables, con enfoque diferencial y mecanismos idóneos para la definición de derechos y la solución de controversias. Así mismo deberá modificar la legislación existente para incorporar instrumentos que aclaren vacíos jurídicos en temas como la extinción de dominio y la expropiación, entre otros.
  3. Bienes públicos: Conectar a través de vías terciarias y secundarias la producción rural con los mercados de consumo, garantizar la salud y el acceso a la vivienda a los habitantes del campo, promover la educación para el desarrollo de emprendimientos rurales, lograr la máxima cobertura en materia de riesgos climáticos, defender la parafiscalidad agropecuaria, promover el cuidado del agua y el fortalecimiento de los distritos de riego, así como luchar de manera frontal contra el contrabando, el abigeato, la extorsión y los delitos ambientales, son bienes públicos necesarios para el desarrollo del sector agropecuario.
  4. La despolitización de entidades públicas: Para los productores de la ruralidad, las instituciones públicas y sus recursos deben ser garantía de transparencia, eficiencia y un altísimo nivel técnico. Es fundamental que en el próximo gobierno entidades como el ICA, Finagro, Banco Agrario, entre otras, no queden en manos de cuotas burocráticas o “asignaciones a dedo”, y que por el contrario sus directivos sean profesionales con experiencia para generar verdaderos beneficios para los campesinos, medianos y grandes productores.
  5. Dignificación del trabajador rural y formalización del empleo agropecuario: El nuevo Gobierno deberá velar por proteger y fomentar la generación de empleos formales con seguridad social y de diseñar las herramientas que permitan una verdadera formalización del trabajo en el sector rural.
  6. El rol de la mujer en el campo: Sin duda alguna, la mujer rural es fundamental para la reducción de la pobreza, la generación de ingresos y el desarrollo sostenible del campo colombiano. El próximo gobierno deberá implementar una política clara en esta materia que genere oportunidades e incentivos reales para las mujeres del sector agropecuario.
  7. Una política agropecuaria de largo plazo: Es imperativo que las políticas que se implementen en el próximo cuatrienio, permanezcan en el tiempo fortaleciendo la estabilidad en las reglas de juego y la seguridad jurídica.

 

En resumen, un modelo económico que fomente la inversión rural, que fortalezca el desarrollo y la rentabilidad de los pequeños, medianos y grandes productores, que dignifique al trabajador del campo, que fomente el trabajo conjunto entre todos los actores del sector, que garantice la seguridad y el orden público en el territorio y la seguridad jurídica de la propiedad rural, es lo que el campo necesita para los próximos cuatro años.

 

Luego de analizar las propuestas de política rural de los candidatos a la Presidencia de Colombia, la Junta Directiva de la SAC considera que el programa de política rural del candidato Iván Duque, tiene una mayor coherencia con las necesidades del sector agropecuario colombiano.

 

 

By |2018-06-05T13:26:48+00:00junio 5th, 2018|Noticias, Opinión|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment