Representante “Kike” Cabrales denuncia penal y disciplinariamente a funcionarios de la Alcaldía por permiso de campamento a Primera línea en Kennedy

Bogotá, 22 de julio de 2021. El Representante a la Cámara por Bogotá Enrique “Kike” Cabrales denunció penal y disciplinariamente ante la Fiscalía y Procuraduría General de la Nación, a los funcionarios responsables de permitir el asentamiento del campamento de jóvenes, en la localidad de Kennedy.

Lo anterior, con fundamento en los hechos delictivos ocurridos el pasado 20 de julio del presente año y las declaraciones a medios de comunicación otorgadas por el secretario de Seguridad Aníbal Fernández Soto, donde confirmó, que el permiso había sido otorgado por una autoridad distrital.

A continuación, algunas declaraciones del representante del Centro Democrático:

“Como representante de los bogotanos, le exijo a los responsables responder por lo ocurrido, dar el permiso para que los vándalos establezcan un campamento, donde días después, con machetes se estaban entrenando para atacar a la fuerza pública, es ser partícipe y promotor de as agresiones y crímenes que se presentaron”, Indicó.

Por otra parte, el congresista expresó la molestia e indignación frente a la postura permisiva de algunos políticos, con la primera línea.

“Los bogotanos no tenemos porque aceptar ni normalizar los actos violentos, vandálicos y criminales en nombre de una protesta ilegítima. Los políticos no deben seguir romantizando los ataques a la fuerza pública y a la ciudadanía, por parte de quienes se esconden detrás de capuchas”, manifestó Enrique Cabrales.

Por último, agregó que de llegar la primera línea a conformar un partido político, él sería el primero en buscar al representante legal de dicho grupo.

“Alguien sabe ¿Quién es el representante legal del auto proclamado partido “primera línea”? Es para que atienda un par de denuncias por: asesinatos de policías, bebés y atentados contra la sociedad civil. ¡Gracias!”, dijo Cabrales.

Nota: En un archivo adjunto, encontrará los documentos radicados, con las denuncias ante la Fiscalía y Procuraduría General de la Nación.