Iván Duque: Dos años de total compromiso

Por: John Harold Suárez Vargas

Senador de la República

 

Agosto 16 de 2020. Durante los dos primeros años de la presidencia de Iván Duque han sido múltiples los desafíos, pero lo más exigente ha sido gobernar en tiempos de pandemia y aun así obtener logros importantes, trabajando siempre sin perder el enfoque de la transparencia. Uno de los avances  más evidentes es  haber erradicado el fantasma de la conducta conocida como “mermelada”; así como la construcción de una relación de respeto con el Congreso de la República, permitiendo que los legisladores contemos con completa autonomía en nuestros debates, y aunque muchos de estos fueron en contra del gobierno, los dignatarios procedimos con toda libertad y garantías. Es importante resaltar que durante este primer periodo de la administración se produjo una serie de leyes muy relevantes contra la corrupción.

Iván Duque nos adelantó en su discurso inicial, que la innovación sería uno de los pilares fundamentales de su gobierno como estrategia transformadora del país, es por esto que temas tan actuales como los desarrollos tecnológicos han estado siempre en su agenda. La conectividad, la ley de modernización del sector de las Tics, la ampliación del espectro de banda ancha a niveles del 53%, han sido logros en beneficio de los municipios.

El Ingreso Solidario programa insignia de este gobierno, se le ha unido a programas como familias en acción, jóvenes en acción y adulto mayor claves para fortalecer el apoyo a las poblaciones vulnerables. También, a través de la estrategia “Innpulsa” el Ministerio de Comercio inició un trabajo enfocado en las necesidades de los emprendedores, acompañando en su proceso de aceleración a los emprendimientos sociales y tecnológicos.  Además, se puso en marcha la preparación del sector económico para la denominada “cuarta revolución industrial”, que permitirá la prestación de servicios de Colombia a otros países del mundo. Al respecto, el país fue escogido por el Foro Económico Mundial para ser el primer país de habla hispana en tener un centro especializado para desarrollo de temas de la cuarta revolución industrial, con énfasis en internet e inteligencia artificial. También los fondos de inversión internacional continuaron su expansión teniendo en cuenta empresas colombianas.  Avances como “Colombia compra eficiente” y los “pliegos tipo” se han convertido en gran ayuda para la economía del país.

Al llegar a la Casa de Nariño,  el presidente  encontró un endeudamiento del  56%, por esto le fue necesario  tomar decisiones acertadas como es el caso de la reforma tributaria, las normas antitrámites y el discurso de confianza económica, en consecuencia el país  tuvo una evidente recuperación,  logrando un crecimiento por encima del promedio de la región;  fruto de esto en Enero y Febrero, antes del aislamiento social, Colombia logró un  promedio de crecimiento del  4.1%  y en inversión extranjera del 52%, este progreso alcanzó también el sector  minero y energético. Cerca del 3.3% del PIB se produjo a través de las industrias creativas que generaron el 2.3% de los empleos, beneficiando a más de 500 empresas a nivel nacional en el marco de la economía naranja. Gracias a todas estas medidas económicas, Colombia ha podido enfrentar los retos financieros propios de la pandemia.

Aunque el presidente recibió una herencia de 209.000 hectáreas sembradas de cultivos ilícitos, actualmente hay cifras esperanzadoras en la erradicación.  En los temas ambientales Iván Duque ha sido líder internacional en el cuidado amazónico, uniéndose a los esfuerzos para combatir la tala de la selva. Otro punto a rescatar es el de las energías renovables; el país solo tenía algunos molinos instalados en la Guajira, pero este gobierno ha repuntado con logros de política ambiental encabezados por las estrategias de energías alternativas.

En temas de educación el gobierno logró incrementar el presupuesto educativo de 38 a 44 billones, implementó 330.000 becas para estudiantes universitarios que son hijos de hogares con pocos ingresos, y además se están graduando 143 mil bachilleres con doble titulación al año.

Respecto a la difícil situación del sector salud, el gobierno tomó medidas oportunas para cerrar el país frente a la pandemia del Covid-19. El Presidente ha sabido sortear el desafío entre la necesidad del crecimiento económico y la demandante emergencia sanitaria. Colombia no contaba con infraestructura para realizar pruebas, pero actualmente se está practicando una enorme cantidad que se incrementa a diario, sin hablar del crecimiento en el número de laboratorios y Uci´s para cubrimiento de la demanda nacional.

Aunque muchos analistas pensaron que durante la pandemia sería inevitable vulnerar los derechos a los trabajadores, aboliendo las primas o los recargos nocturnos, el gobierno optó por buscar un equilibrio, en algunos casos ayudando a financiar estos pagos y en otros generando acuerdos entre empleadores y trabajadores.

La dedicación de nuestro presidente es admirable en estos momentos que son de tensión para los colombianos. Claro ejemplo es la labor diaria que realiza a través del programa “Prevención y Acción”, en el que cuenta los avances en la mitigación de los efectos de la pandemia, así como las decisiones para la reactivación del sector económico del país, estableciendo un contacto recíproco con la ciudadanía y generando un sentimiento de solidaridad. Aunque los retos son muchos, los avances obtenidos en estos dos primeros años del gobierno de Iván Duque, nos dejan ver que el país está en las mejores manos para atravesar estos tiempos difíciles.

Hago un llamado a la unidad en esta causa que es de cada uno de los colombianos. No es tiempo de polarizaciones o debates políticos infructuosos, recordemos la importancia de la conciencia social de cada colombiano, ya que la recuperación del país será de provecho para todos.

× WhatsApp - ¿Cómo puedo ayudarte?